Entrevista a Francisco Rodríguez

“El SIDA, una deuda en prevención”

Falta concientización en la población, tanto en jóvenes como en adultos.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
 “El SIDA, una deuda en prevención”
Francisco Rodríguez
El Día Internacional de lucha contra el Sida se conmemora cada 1º de diciembre. UNER NOTICIAS entrevistó al psicólogo Francisco Rodríguez, docente de la Facultad de Trabajo Social, quien tiene una vasta trayectoria sobre la tarea de prevención de esta enfermedad.

-¿Qué nos dicen las estadísticas sobre los casos de SIDA en Argentina?
Las estadísticas de nuestro país nos muestran que, aunque existe un amesetamiento de nuevos casos, no por ello dejan de crecer. Considero que la existencia de nuevos antirretrorivales y la cronificación de la enfermedad, han permitido disminuir las tareas de prevención. Así, nuevos problemas sanitarios suelen tapar a los otros. Olvidamos el alto costo que sigue teniendo la asistencia a los pacientes con VIH, como así los permanentes estudios que son necesarios para la correcta administración de medicamentos y evaluar el estado viral de las personas.

-Mencionaba la falta de concientización, tanto en jóvenes como en adultos…
Precisamente, la organización Aids Healthcare Foundation realizó una encuesta anónima a más de 30 mil argentinos que se hicieron el test de VIH y descubrieron que el 96% de los diagnósticos positivos del virus fueron causados por mantener relaciones sexuales sin utilizar preservativo. A pesar de que se trata del único método anticonceptivo para prevenir las enfermedades de transmisión sexual, sólo el 14,5% de la población lo usa en todos los casos, el 65% a veces y el 20,5%, nunca.

-Se dio a conocer un informe de ONU-SIDA con respecto a Buenos Aires…
Sí. El informe reconoce a la ciudad de Buenos Aires, particularmente, por reducir el estigma sexual relacionado con el VIH, diagnosticar un mayor número de personas que viven con VIH y derivarlos rápidamente al centro de atención indicado. También, que se disponga de la prueba rápida y gratuita de detección de VIH en diferentes barrios a través de las unidades móviles de salud, las cuales se han establecido en 34 espacios públicos frecuentados por locales y turistas. El servicio, que comenzó en el 2014, incluye asesoramiento previo y posterior a la prueba.

En Argentina, según un reporte, el 64% de las personas que viven con VIH tiene acceso a los antirretrovirales. Es de mencionar que en Buenos Aires se ha actuado contra el estigma y la discriminación mediante la introducción de un reglamento que garantiza que los proveedores de atención médica no limiten los servicios de salud basados en género, identidad u orientación sexual. Dentro de este entorno legal, la ciudad ha dispuesto de una red de servicios de salud orientados a las poblaciones transexuales y con foco en los Derechos Humanos. Dicha red está compuesta por ocho hospitales, 23 centros de salud, 1 centro de salud mental y 6 organizaciones no gubernamentales. El informe menciona también la creación de la página web de educación sexual para jóvenes -Chau-tabú- y de la red social de jóvenes y adolescentes que viven con VIH –RAJAP-.

-¿Qué cantidad de personas viven con el virus del SIDA en nuestro territorio?
The Lancet HIV- revista de investigación-, reveló que en el país existen 120 mil personas (cuatro de cada mil) que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana, de las cuales el 70% recibe la terapia antirretroviral para controlar la enfermedad, lo que supera el promedio global de cobertura que es del 41%. Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud de la Nación informó que en Argentina se registran unas 6000 nuevas infecciones por año y 1400 muertes por Sida.

Estadísticas mundiales: Las cifras de Onusida indican que hay 36,7 millones de personas en el mundo con VIH. De todas ellas, la mayoría proviene de tres regiones: África, Asia -sobre todo en las zonas sur y este-, y Latinoamérica.
De todos los infectados del planeta, un 46,5% no lo sabe. "Y hoy tenemos un problema, una preocupación grande, que es el aumento VIH en dos poblaciones: adolescentes y adultos mayores de 50 años. La principal vía de transmisión sigue siendo la sexual, por mantener relaciones no protegidas y por primera vez en la Argentina la transmisión heterosexual superó a la de relaciones homosexuales en los hombres. Las mujeres lo adquieren en un 90% en una relación heterosexual.

-¿El test rápido contribuye a la detección temprana?
Es importante difundir en toda la población la existencia de este test, que permite detectar la presencia del VIH y luego ser derivado a estudios complementarios. La detección temprana facilita que se realice el tratamiento y mejora los resultados en la disminución del virus. Además, previene otras enfermedades como la hepatitis B y C, que son tan comunes en las personas que tienen el VIH. El mismo se realiza en Centros de Salud, Hospitales y ONG, sin necesidad de estar en ayunas, es completamente confidencial y gratuito.

-Una tarea institucional de muchos años marcó el Programa de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual y el Sida de la UNER….
Efectivamente, el Equipo de Prevención trabajó en forma ininterrumpida desde el año 1993, siendo el único equipo dedicado a esta problemática dentro del ámbito de las universidades nacionales. Los objetivos principales fueron el de informar, educar y formar recursos humanos en prevención. Las acciones estuvieron dirigidas, tanto hacia el interior de la Universidad, como hacia la comunidad en el caso de escuelas y colegios de todos los niveles, centros de salud, municipios, organizaciones barriales de Entre Ríos y de otras provincias.

-Desarrollaron encuestas donde analizaban las tareas de prevención y educación en la región…
Sí. Efectuamos una encuesta en el año 1998 y otra en el 2003, partiendo de la hipótesis que una persona informada científicamente acerca de los comportamientos riesgosos y probabilidades de infección asociadas a cada comportamiento, reorientará el suyo para evitarlos completamente u optará por uno de menor riesgo. En tal sentido, las estadísticas reflejan que, tanto en la Argentina como en el mundo, el principal grupo afectado por el sida es la población juvenil. Por ello, se hizo necesario contar con un diagnóstico de situación, para identificar las áreas de mayor importancia a considerar, planteando propuestas que modifiquen la situación o prevengan sobre el estado de la salud sexual de estos jóvenes.

-De aquí la importancia de la comunicación para canalizar esos mensajes de prevención…
Es así…, el desafío que tenemos en las tareas de prevención y promoción de la salud es tomar en consideración los canales comunicacionales por los que la información llega a los jóvenes. Es necesario reconocer que en esa etapa de la vida el mayor contacto directo se tiene con los iguales y que se dan procesos de identificación que posicionan a los pares en lugar de referencia frente a diferentes situaciones de intercambio.
La comunicación y el dialogo cara a cara siguen teniendo una fuerte impronta en la prevención, por lo cual se deberían aprovechar en profundidad los distintos ámbitos -educativos, deportivos, barriales, familiares, recreativos- donde los jóvenes desarrollan actividades, en los que se tendría una llegada directa a ellos. La educación sexual debería ser estimulada desde todos los ámbitos jurídicos, educativos, sociales, comunitarios, religiosos, especialmente desde las escuelas y los colegios como instituciones científicas y socialmente calificadas para brindar una formación sistemática.

-El correr del tiempo implica cambios culturales de la sociedad, por ende conlleva a reformular acciones…
Precisamente, una continuidad en las acciones de prevención, educación y asistencia requiere atender los cambios culturales, económicos y políticos, creando un entorno favorecedor. La información a la que se accede no se traduce totalmente en las conductas y las actitudes de los jóvenes; la educación y los cambios en las prácticas sexuales siguen siendo los pilares de una posible disminución de la tasa de infectados por año.
Las tareas deben apuntar a promover una salud sexual y reproductiva desde una perspectiva de género y de derechos humanos, prevenir los embarazos adolescente y las transmisiones de infecciones sexuales y el VIH/sida, estimular la creación de servicios asistenciales en salud reproductiva, principalmente dirigidos hacia la población de adolescentes y jóvenes en atención a las edades de iniciación sexual registradas. Si los sistemas de salud y el sistema educativo continúan sin satisfacer adecuadamente estas necesidades, nuestros jóvenes quedan desguarecidos y a merced de las infecciones de transmisión sexual incluido el VIH/SIDA, embarazos no planificados e iniciaciones sexuales inadecuadas que comprometen el desarrollo de su sexualidad.

-¿Los adolescentes adelantan cada vez más su debut sexual?
Más de la mitad de los chicos se inician en el sexo entre los 12 y 17 años; el 50%, ha debutado con parejas más o menos estables, relaciones de más de seis meses, pero pocos utilizan un método de prevención, como el preservativo. Y ahora tenemos un ingrediente más. No sólo se engrosó la franja de chicos que debutan sexualmente en la preadolescencia, sino que ahora ese inicio es más por “imitación” que por amor. En general, buscan imitar a sus pares. Pero a ese debut llegan sin información y por eso tenemos un salto tan grande en la cantidad de embarazos en adolescentes. No sólo hay inicio más temprano, sino también sin cuidados. Y el escenario que muestra la realidad de los jóvenes y el sexo se completa con un déficit en Entre Ríos donde, como en muchas provincias del país, todavía no hay educación sexual en las escuelas. Por eso, los chicos tienen una falencia importante.

-La ley 23.798 espera una urgente actualización…
Efectivamente, la actual ley de sida, fue creada en 1990 con un escenario epidemiológico de urgencia. Es preciso que la nueva ley incluya a toda una generación que nació con el virus, y que presente una perspectiva integral entendiendo que el tratamiento no se reduce únicamente a tomar la medicación. La ley necesita una reforma sobre todo en lo que respecta a incentivar el diagnóstico y tratamiento precoz.
Con relación a la ley 23.798: Representantes de SAISIDA, el Programa Nacional de SIDA, de la OPS, de AHF Argentina(ONG) y de la Sociedad de Infectología (SADI), entre otros, presentaron un anteproyecto de ley con el objetivo de encarar un proceso de debate federal y reflexión teniendo en cuenta la suscripción de nuestro país de la iniciativa de OMS-OPS y considerando otras leyes relacionadas: Ley de Derechos del Paciente (26529); Sanción de actos de discriminación; Ley de Obras Sociales y Prepagas y la Ley de enfermedades infectocontagiosas (15465), entre otras.

-Para cerrar, algunas consideraciones finales…
Resulta necesario no bajar los brazos y seguir instrumentando acciones de manera continua en prevención. La única vacuna que nos protege es la prevención y de nuestra conducta dependerá nuestro futuro con sida o sin sida.

Contacto: Psicólogo Francisco Rodríguez frodrigue@fibertel.com







Otras Entrevistas
Club de Emprendedores de Paraná
Cierre del ciclo en Radio Chamuyo
Jornada de Orientación en Ingeniería
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr