Internacionales - 05.09.2017

El recuerdo del Septiembre Negro

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp

Los Juegos Olímpicos que se realizaron en la ciudad alemana de Munich en 1972 cargaban con el peso de tener que borrar la imagen negativa que había quedado en la historia por los anteriores que se habían realizado en otra ciudad alemana, Berlín, en 1936.

Estos habían sido los últimos que tuvieron lugar antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial y en ellos el régimen nazi no escatimó recursos para convertirlos en un potente instrumento de propaganda y en una muestra del poderío de la nueva Alemania que proponía.

Aquella competencia fue un espectáculo asombroso para la época, pero cuando la guerra y el Holocausto mostraron el horror que ocultaba el huevo de la serpiente nazi, aquellos Juegos Olímpicos del 36 quedaron como un símbolo de la barbarie totalitaria.

En septiembre de 1972, en la Villa Olímpica había 15.000 policías, 25 helicópteros, 12.000 soldados y un centenar de agentes de contraespionaje para cuidar a los atletas que allí se alojaban.

Sin embargo, todo ese imponente aparato de seguridad no logró evitar que en la madrugada del 5 de septiembre ocho sujetos enmascarados ingresaran a la villa e invadieran el hospedaje de los israelíes. Nueve deportistas de esa delegación lograron escapar, pero once fueron atrapados. El entrenador del equipo de lucha Moshé Weinberg, de 33 años, llegaba de comer de un restaurante con el levantador de pesas Joseph Roamno e intentaron resistirse al ataque. Fueron asesinados de inmediato.

Ocho terroristas palestinos, que pertenecían al grupo "Septiembre Negro", irrumpieron en uno de los edificios del equipo israelí de la Villa Olímpica. Pedían la liberación de más de 230 palestinos presos en cárceles israelíes
Había comenzado lo que en menos de 24 horas sería una verdadera masacre. Durante el día, la policía se esforzó por controlar la crisis, pero los terroristas anticiparon todos sus movimientos. Finalmente, a la 1.30 de la madrugada del 6 de septiembre, la lucha terminó, pero a un precio muy alto: todos los atletas israelíes que habían sido tomados de rehenes, cinco terroristas y dos policías alemanes estaban muertos.

Fuente: La Nación.

Otras noticias
IV Jornadas Internacionales de Turismo
Catedra de Cultivos Hidropónicos
Encuentro en Territorio
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr