Entrevista a Sebastián Pérez - 21.02.2018

La necesidad de conocer el empleo público para transformarlo

El aumento del empleo estatal se ve como una “carga” para la sociedad, vinculada a criterios políticos, manteniendo cierta valoración social negativa.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
La necesidad de conocer el empleo público para transformarlo
Entrevista a Sebastián Pérez
El aumento del empleo estatal se ve como una “carga” para la sociedad, vinculada a criterios políticos, manteniendo cierta valoración social negativa.

Un tema relevante que comienza a ser canalizado a través del Proyecto de Investigación “Análisis y Evolución del Empleo Público en la Provincia de Entre Ríos 1995-2016”, son las características y factores motivacionales de los agentes públicos. UNER NOTICIAS, dialogó con Sebastián Pérez a cargo de la cátedra Administración de Recursos Humanos perteneciente a la Facultad de Ciencias Económicas de la UNER y director del mencionado Proyecto.

-Antes de todo destacar, que no existen estudios sistemáticos sobre esta materia…
Precisamente, consideramos que es un área de vacancia para este relevamiento en el ámbito entrerriano, que puede arrojar luz en relación a diversas problemáticas fundamentales de la evolución del empleo público provincial, pensando también de cara al futuro, considerando en especial las dimensiones de análisis sobre estructura etaria, género, calificación formal, antigüedad, jerarquía, categoría jurídica, distribución geográfica y funcional. Un aporte que se pretende realizar en el aspecto tanto teórico como empírico, donde establecemos la etapa 1995-2016- convertibilidad y pos-convertibilidad en Entre Ríos-.


-Lo habitual es difundir números y estadísticas del sector, pero no un abordaje sobre la problemática del empleo público…
Por ello es que se pone énfasis en determinados aspectos cualitativos relacionados con la motivación. Es curioso que, siendo el Estado provincial el principal empleador de Entre Ríos, no existan trabajos sistemáticos e integrales que aborden las problemáticas de empleo público en sus diversas dimensiones. Pensar el empleo público en el marco de la Teoría General de la Administración es clave para entender su dinámica. La misma estudia la administración de las organizaciones, desde el punto de vista de la interacción e interdependencia entre las cinco variables principales.

-¿Cuáles serían esas cinco variables?
Cinco variables que constituyen los componentes esenciales en el estudio de las organizaciones, ellas son tareas, tecnología, estructura, ambiente y las personas. Estas cinco variables definen el futuro de la organización, dependiendo del grado o proporción con que se le destinan tiempo y recursos a cada una de ellas. Lograr que esas cinco variables se distribuyan de manera proporcionada, constituye el principal desafío de la administración en general y pública en particular.

-Las transformaciones que viene realizando el Estado a través del tiempo hablan de diversificación y multiplicidad…
Precisamente Carles Ramió (Especialista en Administración Pública), resalta dos grandes características de la Administración Pública actual, expresando que es una organización compleja, complejidad que no viene dada por sus grandes magnitudes, como se podría creer, sino que se debe a su diversidad funcional y estructural en el que los organismos públicos atienden unas funciones muy distintas entre sí pero utilizan un mismo modelo administrativo. Es decir, no hay correlación entre su estructura interna y las funciones asumidas. Este problema se agrava debido a que el modelo administrativo de la Administración Pública no ha cambiado esencialmente desde tiempo, cuando su estructura respondía a las necesidades propias de las funciones tradicionales del Estado.

El modelo administrativo probablemente ya no se adecúe a estas nuevas realidades. También contribuye a la complejidad la irregular especialización funcional, que imposibilitan una correcta integración de las distintas actividades; la propia ordenación territorial del Estado, especialmente en los sistemas federales y regionales donde hay una pluralidad de instancias públicas con niveles de igual competencia, exige unos sofisticados mecanismos de coordinación inter-organizativos.

-Una organización que presenta sus limitaciones a la hora de implementarla…
Es que la dinámica organizativa se encuentra fuertemente condicionada por los límites normativos que delimitan la gestión del personal por ejemplo, los mecanismos de entrada al nuevo personal; su vinculación, una vez dentro, con la Administración y las escasas posibilidades de modificar las pautas negativas de comportamiento y de premiar las positivas son las características más notorias.
Todo ello hace que la problemática de los grupos humanos que dirigen y forman parte de las administraciones públicas como una de las cuestiones capitales para los estudiosos de las organizaciones.

Datos: el proceso de transferencia de los servicios públicos básicos que comenzó en los setenta y se profundizó en los noventa, explica la elevada participación de las provincias en el empleo público. En educación, la Ley 24.049 de 1991 transfirió a las provincias la administración de las escuelas nacionales secundarias y para adultos y la supervisión de las escuelas privadas. También traspasó el personal docente, técnico administrativo y de servicios generales a la planta provincial. En salud, la Ley 21.883 de 1978 y la Ley 24.061 de 1991 transfirieron a las provincias los hospitales públicos y su planta de personal.

Por su parte, los municipios adquirieron un mayor protagonismo en la prestación de servicios públicos en las últimas décadas. En la Argentina, existen alrededor de 2.259 municipios. En los últimos años, el rol de los gobiernos locales ha cobrado un protagonismo significativo en materia de gestión y administración del transporte, la seguridad y los servicios sociales. Estas actividades podrían explicar, en parte, el mayor número de trabajadores dentro de la órbita de los gobiernos locales. El contraste del empleo público y el privado carece de sentido si entendemos que las personas que se desarrollan laboralmente en ambos sectores son las mismas, lo que debemos analizar es porque el rendimiento podría no ser el mismo, el desafío es examinar esos factores internos, los motivacionales que señalan diferencias de rendimiento.

-¿Que finalidad persigue esta investigación desde el aspecto cualitativo?
La idea a modo de anticipación es que una política motivacional adecuada, sostenida y sistemática, que no parece existir en el ámbito público, podría mejorar en forma significativa el rendimiento en la prestación de servicios estatales y la calidad de vida de los trabajadores.
De allí, la necesidad de contar con mayor información descriptiva, que permita en otra etapa un análisis causal. En pocas ocasiones se adopta el desafío de indagar sobre variables cualitativas relacionadas al empleado público y su entorno familiar y cuáles son los factores motivacionales que prevalecen en los agentes públicos en el ámbito laboral para lograr entender como prestar un mejor servicio público comprendiendo el factor clave en la prestación del servicio, las personas.

Para destacar: en diciembre de 2016 un análisis del Ministerio de Trabajo Nacional, realizó una aproximación al total de empleados públicos en el país, contabilizó cerca de 3,5 millones de personas registradas en relación de dependencia en todos sus niveles y jurisdicciones. En términos generales se observa que la mayor parte del empleo público se concentra en el ámbito provincial: el 66% (cerca de 2,3 millones de puestos), fenómeno que se explica porque esas jurisdicciones tienen a su cargo los servicios de educación, la seguridad y la salud pública; 21% depende de la nación (741 mil puestos); y 13% de los estados municipales (452 mil personas).
El mapa del empleo público mostró que de las 24 grandes jurisdicciones en que se divide el país, en siete se estimaron más empleados públicos que trabajadores en el sector privado registrado como asalariado, monotributista, autónomo y ocupado en casas particulares. Los extremos corresponden a Formosa, Catamarca y La Rioja, en una relación de 2 a 1; le siguen Jujuy, Santiago del Estero y Chaco, con una proporción de 1,5 a 1,4 por 1; y con poco más de uno Corrientes.

Un segundo lote, próximo a la unidad, o 50 y 50 se ubican Salta, La Pampa, Entre Ríos, Tucumán, Santa Cruz, San Juan y Misiones. Mientras que si se mide el empleo público por habitante de cada jurisdicción, la mayor dependencia directa del estado se repartió entre las norteñas Catamarca y La Rioja, con poco más del 16%; la Capital Federal, Tierra del Fuego y Santa Cruz en torno al 16%; y Jujuy y Neuquén 14 por ciento. Por el contrario, las provincias con menor concentración de empleados públicos fueron Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Misiones y Corrientes, entre el 6% y 7% de sus habitantes.

-Finalmente, ¿los resultados que se vayan obteniendo podrían generar un impacto en el medio para abordar la problemática?
Resulta indispensable conocer la realidad del empleo público para transformarla, y este proyecto pretende hacer una contribución en ese sentido. El período seleccionado tiene que ver con la posibilidad de obtener datos y el hecho de comprender un lapso de al menos 20 años, con diferentes gobiernos. El crear conocimiento útil puede aportar a mejorar el bienestar del personal del estado y la eficiencia en el desarrollo de sus actividades.

Contacto: Contador Sebastián Pérez sebastianperez@fceco.uner.edu.ar

Otras Entrevistas
Lanzamiento Programa Formarnos
Jornadas de Bioinformática en Oro Verde
Jornadas de Bioinformática en Oro Verde
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr