Entrevista a Isabel Truffer - 30.05.2018

Estudio sobre poblaciones tradicionales costeras

Un proyecto de Investigación de la Facultad de Bromatología estudia las transformaciones del espacio social rural entrerriano.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Estudio sobre poblaciones tradicionales costeras
Isabel Truffer
El proyecto “Dinámica socioeconómica y ambiental de territorios rurales costeros y su articulación con el agua” perteneciente a la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, es dirigido por la ingeniera Isabel Truffer. Estudia las transformaciones del espacio social rural entrerriano, el desarrollo de la agricultura y ganadería, los nuevos caminos y vías de comunicación; aspectos que UNERNOTICIAS profundizó con la profesional.

-¿Qué hipótesis presenta el proyecto que llevan adelante?
La hipótesis refiere al avance capitalista de la producción agropecuaria, el cual genera en las pequeñas comunidades estrategias de resistencia, adaptación y cambio a las nuevas condiciones del entorno natural y social. Se trata de una investigación participativa, bajo la metodología de cartografía social, para construir elementos que aporten a políticas integrales de territorios sustentables.

-¿Cuáles son los territorios que eligieron para el análisis?
Nos planteamos trabajar sobre las localidades de Las Cuevas y de Puerto Alvear, en el Departamento Diamante, Entre Ríos, áreas geográficas característica de la Provincia de Entre Ríos, sobre la costa del Río Paraná. Desde la mirada de la ruralidad convencional, no existen muchos antecedentes en nuestro país que aborden este tipo de comunidades, ya que estos territorios, en general se consideran marginales para las producciones hegemónicas.

Datos: Las Cuevas, ubicada sobre la margen del río, es un centro rural de población con junta de gobierno de 1ª categoría del distrito Doll del departamento Diamante, en la provincia de Entre Ríos. Está ubicada al sur del departamento, a 35 kilómetros de la ciudad de Diamante, a 45 kilómetros de la ciudad de Victoria y a 5 km de la ruta provincial 11. La misma presentó, tradicionalmente, una predominante actividad pesquera artesanal, una ganadería de islas y una magra agricultura.
Sus moradores, familias de pescadores/ganaderos/artesanos pueden ubicarse en lo que hoy se tipifica como agricultura familiar; integrando ese concepto heterogéneo, lo suficientemente amplio como para abarcar una cantidad de formas de organización familiar/productivas. De historia y características muy similares, Puerto Alvear, ubicado sobre el mismo Departamento, tambien es un centro rural de población con Junta de Gobierno de 2° categoría, ubicada en el Distrito El Palmar. Se encuentra a unos 27 km al norte de la ciudad de Diamante, y a 40 km al sur de la ciudad de Paraná y a unos 7 km de la ruta provincial N° 11.

-¿Esas transformaciones que se producen a través del tiempo, incide en la vida de los habitantes?
Precisamente, la expansión del capital en el agro genera transformaciones productivas e institucionales, pero simultáneamente modifica la cotidianeidad de los hogares rurales, en este caso costeros, generando estrategias de resistencia a la marginación y formas de adaptación a las nuevas condiciones de vida. La reconfiguración de los territorios abarca cambios en los limites del mismo, en el paisaje, en el ambiente, en los circuitos de circulación de personas e información, en la complejidad de las relaciones comunitarias. Nuevas estructuras del espacio social, adaptaciones, cambios o persistencias de nuevos o viejos actores, nuevas formas de pluriactividad, nuevas producciones y relaciones con los mercados aparecen como estrategias de resistencia al cambio del entorno territorial.

-¿Que impacto esperan obtener culminada la investigación?
El abordaje de las poblaciones costeras dentro de un análisis de ruralidad, constituye en sí mismo un aporte y novedad para Entre Ríos, lo que es relevante para el campo disciplinar. El estudio integral de una comunidad marginada geográfica, económica y socialmente, con graves conflictos de propiedad de la tierra, ambientales y comunicaciones y la posibilidad de entregar material elaborado en conjunto con los propios pobladores, a partir de imágenes satelitales, se considera el mayor de los impactos de la propuesta.

-Vayamos un poco más al trabajo de la cartografía social…
El uso de la cartografía social como herramienta de investigación acción e intervención en los procesos rurales no es de uso frecuente en la Provincia, por lo que la capacitación realizada a través de los cursos de posgrado dictados y la práctica investigativa propuesta resulta de por sí un valioso aporte a la formación de recursos humanos de nuestra Facultad, por lo que se ha privilegiado la constitución de un equipo de trabajo joven, proveniente de diferentes especialidades. En el caso de la cartografía social se trata de reconstruir esa subjetividad a partir de imágenes pictográficas, mapas y representaciones, cargadas de información que permiten captar el relato de los integrantes de la comunidad, sus dinámicas y conflictos.

-¿Podríamos describir las etapas del trabajo y en qué consisten?
A partir de imágenes satelitales del área geográfica a trabajar, la primera etapa implicará una serie de talleres con los pobladores del territorio. En estas capacitaciones se trabajarán las imágenes, se redibujará el territorio, se identificaran límites, se establecerán áreas de acuerdo, de trabajo, de conflictos. La segunda etapa de Sistematización y Análisis, es donde el equipo investigador realiza la tarea de síntesis en mapas que se sintetizan las problemáticas principales abordadas por el proyecto. Finalmente como parte de la tercera etapa que denominamos de Resolución y Síntesis, donde el equipo de investigación preparará las imágenes y documentos finales, como así también las estrategias de devolución a la comunidad.

-Comentaba sobre el armado de contenidos documentales…
Sí, esperamos producir dos publicaciones destinadas a las instituciones escolares del territorio, conteniendo la reconstrucción cartográfica y pictográfica, obtenido en los trabajos de campo con los propios integrantes de la comunidad y sus respectivas memorias y leyendas. Además, generar imágenes sobre el territorio y sus elementos sociales y ambientales acerca de una localidad costera entrerriana, Las Cuevas, como contribución a políticas de uso sustentable de los humedales considerando las modificaciones al espacio, producidas por la expansión capitalista del espacio rural. Por otra parte, se podrá identificar su dinámica socioeconómica y ambiental, fundamentalmente relaciones, a lo largo de la historia en las últimas tres décadas y sus estrategias de persistencia o reconversión a partir de las modificaciones del entorno, y su relación con los cursos de agua sobre los que se sustentan.

-Finalmente, ya disponen de algunos trabajos de cartografía social de la comunidad Las Cuevas…
Si, A partir de las capacitaciones, se trabajó con la comunidad de Las Cuevas, con algunos elementos de cartografía social. Como resultado de esa tarea se produjeron algunos documentos de los que extraemos esta síntesis: “El origen de Las Cuevas se explica a partir del proceso de ocupación territorial que se inicia durante el siglo XIX en forma expansiva y presenta directa relación con la estructura de comunicación social y económica-productiva del lugar, cuyo principal componente y recurso es la vía navegable, el río Paraná. En este sentido, se ha registrado e identificado junto a los pobladores con más trayectoria un primer espacio inicial de actividad comercial: el Galpón de Acopio de Cereales y de nácar (ambos, hoy en desuso).

El crecimiento de la población se dio asociado a las actividades portuarias y luego pesqueras, estimándose a través de los testimonios, una fluida interacción con las ciudades de Rosario, Diamante y Victoria. La composición y dispersión del actual poblado fue dando lugar a la zona identificada hoy como “parte de abajo”, donde habitan en la actualidad unas 80 familias. Estas familias viven principalmente de la pesca y su comercialización y de otras actividades, algunas asociadas a la ganadería, artesanías, producción de alimentos de escala familiar y artesanal, a los que se suman otros ingresos extra prediales a través de la seguridad social.

Se estima que la “parte de arriba”, en cambio, es más reciente; fue generada a partir de la conexión con la Ruta 11 y el cierre del puerto de Las Cuevas. Esta zona se caracteriza por estar habitada por menos familias (unas 20) y las actividades que se realizan no se relacionan directamente con la pesca, sino específicamente con servicios de transporte.

Cabe aclarar que en el caso de las Cuevas, el pueblo está asentado sobre un campo agrícola ganadero muy importante, de propiedad de productores tradicionales de la región. Actualmente el mismo se encuentra en sucesión, según relatan los pobladores y en medio de conflictos legales y financieros. Esta situación genera un punto de conflicto permanente y alta inestabilidad en la organización comunitaria, siempre pendiente de un posible desalojo, o conflicto de carácter judicial. Desde el punto de vista ambiental, las nuevas obras de infraestructura, principalmente el puente Rosario-Victoria, modificó el régimen y comportamiento del rio Paraná. Los informantes explican en su participación que Las Cuevas fue un puerto al que, otrora, llegaban barcos con mercaderías.

Asimismo mencionan que las lagunas rio arriba mantenían una riqueza de especies de flora y fauna importantes. En la actualidad, esta realidad se ve comprometida por el efecto del “terraplén” construido sobre el río, con los pilotes del puente, lo que hace que el agua busque el canal mayor y las lagunas pierdan capacidad de biodiversidad y permanezcan secas. En este sentido los informantes mencionaron un aumento de superficie de islas sobre la costa entrerriana lo que aleja el canal principal del río hacia el margen santafesino. Estos cambios en los comportamientos del río, podrían provocar un mayor riesgo de desbarrancamiento que se ha observado en la ribera donde se sitúan algunas viviendas. Los informantes mencionan con preocupación esta situación dado que ya existen familias que han tomado precauciones por este motivo.

Actualmente, el Barrio Fátima, el de mayor precariedad y carencias, se encuentra aislado debido al deslizamiento del camino, construido al borde de la barranca. Los vecinos de canteras manifiestan su preocupación por el movimiento de tierras provocado por el tránsito permanente de camiones que impactan sobre la estructura de las barrancas. Otra preocupación ambiental radica en el uso de agroquímicos en la zona, dado que Las Cuevas se ubica en el borde de un amplio espacio agrícola donde desemboca el arroyo Doll y cuyo recorrido es a través de una amplia zona agrícola”.

Contacto: Ingeniera Isabel Truffer isabea77@gmail.com

Otras Entrevistas
Reflexiones sobre la Reforma Universitaria
Rap Consciente, la poesía de los barrios
Día Mundial del Donante de Sangre
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr