Entrevista a José Acosta - 29.08.2018

Ser donante de sangre es un gesto solidario

Lo que debemos saber sobre anemias hemolíticas y sus implicancias en nuestra salud.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Ser donante de sangre es un gesto solidario
José Acosta
Se llevó a cabo en la Facultad de Ciencias de la Salud -UNER-, la Jornada de actualización sobre Anemias Hemolíticas, encuentro que tuvo como disertante a José Acosta, Coordinador del Banco de Sangre del Hospital Británico e integrante de la Fundación para para combatir la Leucemia -FUNDALEU-. UNERNOTICIAS entrevistó al especialista quien detalló diferentes aspectos de la enfermedad.

-¿Definimos la anemia hemolítica?
La anemia hemolítica es un conjunto de trastornos que se caracteriza por un número insuficiente de glóbulos rojos en la sangre, debido a su destrucción prematura. Aparecen síntomas como disnea, fatiga, confusión, dolor lumbar y debilidad entre otros; y dentro de los signos se puede identificar taquicardia, palidez, orina oscura, como la aparición de úlceras en los miembros inferiores. En los estudios de laboratorio que se realizan al paciente, se observan la disminución de los valores en la hemoglobina, el incremento de la eritropoyesis (proceso de formación de nuevos glóbulos rojos) y aumento de LDH (lactato deshidrogenasa o enzima catalizadora ubicada en los tejidos)

Epidemiología: Incidencia; 1 en 25000 casos/año; 1 en 80000 casos/año. Generalmente se pueden dar a cualquier edad, es común en adultos mayores de 40 años (corresponde a la incidencia del síndrome Linfoproliferativo de más edad) Es muy difícil su catalogación.

-La información o historia clínica que se pueda obtener del paciente contribuye a agilizar el diagnóstico…
Precisamente es importante conocer los antecedentes de la persona, por ejemplo cirugías anteriores, transfusiones, anemias en el paciente y la familia, embarazo y otros aspectos de su organismo.

-Con respecto al trasplante, ¿cuándo se considera necesario realizar un trasplante de células progenitoras hematopoyéticas –CPH?
Se torna indispensable en todas aquellas personas que se le diagnostica una enfermedad hematológica como leucemia, anemia aplasica, linfoma, mieloma y déficit inmunológico. Por otra parte, es importante destacar que existen diversos tipos de trasplantes como el autologo (propio), el alogeneico (no propio), emparentados y no emparentados.

-¿Porque se necesita un registro de donantes de células progenitoras hematopoyéticas?
Solamente entre el 25 y 30% de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible. El 75% de los pacientes debe recurrir a un donante no emparentado. Los donantes deben ser idénticos genéticamente al sistema mayor de histocompatibilidad humano. La ubicación de células progenitoras hematopoyéticas, se encuentran en la médula ósea, que es el tejido esponjoso de los huesos.

Las células progenitoras hematopoyéticas, son células madres encargadas de producir glóbulos rojos que transportan el oxígeno a los tejidos, glóbulos blancos que combaten las infecciones en el organismo y se ocupan de la vigilancia inmunológica y las plaquetas que participan en el proceso de coagulación en la sangre.

-Y es aquí donde se valora la importancia de tener un registro de donantes…
Sí, como en las poblaciones hay una gran variedad genética dentro de las cuales se encuentra el sistema mayor de histocompatibilidad, se hace difícil encontrar al donante compatible, por lo cual se requiere que los registros agrupen miles de donantes para hacer exitosa la búsqueda.

Importante: hay un donante compatible por cada 40.000. Quien decide ser donante, debe inscribirse en los Servicios de Hemoterapia que tienen convenios con el INCUCAI. La persona debe tener entre 18 y 55 años, llenar el formulario de inscripción y donar por unidad de sangre. La muestra tomada por la unidad donada con sus estudios serológicos realizados llega al INCUCAI; se estudia el código genético, se incorporan los datos al Registro Nacional Argentino, ingresando simultáneamente a la red internacional llamada Bone Marrow Donors Worldwide -BMDW-

-¿Cómo se realiza el operativo cuando se localiza al donante?
Cuando la persona confirma su decisión de ser donante, el registro coordina consultas médicas y se le explica los pasos a seguir para donar sus células. Especialmente, se le brinda información necesaria para decidir qué método utilizar, el cual puede ser punción o aféresis. Las células recolectadas, son enviadas al centro de trasplante donde se encuentra el paciente y allí se procede a su infusión. Resulta importante detallar que el registro de células progenitoras hematopoyéticas, es un organismo que funciona dentro del INCUCAI, creado por Ley 25.393, y cuya actividad sustancial es la incorporación de donantes voluntarios de esas células. En tal sentido, el registro conforma una base de datos de donantes tipificados, organiza la búsqueda de los mismos para pacientes con indicación de trasplante y coordina el proceso de procuración y traslado de células para la concreción del mismo.

-FUNDALEU marca una trayectoria en tratamientos de alta complejidad y diagnósticos precisos…
Desde julio de 1989 cuenta con un Centro de investigación, docencia y tratamiento de las enfermedades oncohematológicas, que se ha convertido en lugar de referencia en su especialidad, por el nivel científico alcanzado y por la calidad profesional y humana de su personal. Por diversos factores, se desencadenan ciertas patologías que hacen que la médula ósea no produzca todos los elementos o que los genere en forma anárquica, lo cual le impide desarrollar su función. Por ejemplo, enfermedades oncológicas de la sangre tales como la leucemia, linfomas, aplasias, mieloma múltiple, etc.

Existe también otro tipo de patologías que no afectan directamente a la sangre o a la médula, pero que requieren tratamientos que inevitablemente perjudicarán el desarrollo normal de las células. Por ejemplo, diferentes tipos de cáncer o tumores. En ambos casos, el tratamiento que se lleva a cabo es la quimioterapia, radioterapia o una combinación de ambos. El efecto no deseado de estos tratamientos es la destrucción indiscriminada de las células sanguíneas, lo cual va a perjudicar al organismo y a las funciones del mismo. De esta manera, teniendo en cuenta que el tratamiento no diferencia las células sanas de las enfermas, el paciente podrá sufrir anemia debido a la falta de glóbulos rojos; infecciones, debido a la disfunción y a la falta de glóbulos blancos y hemorragias, ya que no produce plaquetas para evitarlas. La transfusión sanguínea se vuelve indispensable para el tratamiento, convirtiéndose en una necesidad vital.

Porque con nuestra sangre podemos salvar vidas.
Porque quienes disfrutan de buena salud pueden ofrecer algo de sí mismos para ayudar a quienes lo necesitan.
Porque es una posibilidad de realizar un acto generoso, desinteresado y anónimo.
Porque dar sangre es una actitud solidaria y responsable.
Porque es una decisión gratificante y un acto seguro.
Porque en nuestro país cada año se necesitan aproximadamente más de 1.500.000 transfusiones (www.fundaleu.org)

Prevención de la anemia: Los glóbulos rojos son células, producidas por la médula de los huesos, cuya función es transportar oxígeno desde los pulmones hacia los distintos órganos a través de la sangre. Se denomina anemia a la disminución de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.

La anemia no es una enfermedad por sí misma, sino un conjunto de síntomas y signos debidos a esa deficiencia de glóbulos rojos que puede estar provocado por múltiples causas. Entre estos síntomas y signos podemos encontrar: palidez de la piel, cansancio fácil, disminución de la tolerancia al ejercicio, falta de aire.

Debe tenerse en cuenta que tales síntomas pueden deberse a otros problemas de salud y no sólo a la presencia de anemia. Por tal motivo, la aparición de alguno de ellos debe llevar a la consulta con el médico clínico, quien efectuará la evaluación inicial y ordenará los estudios correspondientes a fin de determinar la presencia o no de anemia.
En caso de detectarse la misma, se procederá a definir la causa que la provoca, mediante estudios adicionales, algunos de los cuales serán llevados a cabo por el médico hematólogo. Si bien se entiende que no puede llevarse a cabo una prevención de la anemia en sentido estricto, hay varias acciones que se puede tomar en este sentido: Observar una dieta sana y completa, sobre todo en ciertas etapas de la vida (infancia, adolescencia, vejez) y durante el embarazo, que son momentos en los cuales existen altos requerimientos de ciertos nutrientes (hierro, ácido fólico) cuya deficiencia puede ser causa de anemia.

Consultar al médico pediatra respecto a la oportunidad de la administración preventiva de hierro en los lactantes, quienes se encuentran, por la alimentación que reciben, en riesgo de desarrollar deficiencia de ese mineral.

Consultar al médico en caso de presentarse menstruaciones muy abundantes o muy prolongadas, ya que las mismas pueden ser causa de deficiencia de hierro pudiendo no recuperarse completamente con el aporte de la dieta.

Consultar al médico en caso de existir antecedentes familiares certeros de anemias de origen hereditario (como, por ejemplo, la llamada anemia del Mediterráneo o talasemia), ya que su presencia en el individuo sano permitirá, no sólo la detección de grados leves de anemia, sino también efectuar un consejo genético en personas jóvenes que pueden transmitir tal alteración a su descendencia.

Consultar al médico en caso de observar la presencia de alguno de los síntomas mencionados previamente (palidez de la piel, cansancio, falta de tolerancia al ejercicio, dificultad para respirar), para determinar si los mismos se deben a anemia o a otra causa, y actuar en consecuencia. No tomar medicamentos antianémicos (hierro, ácido fólico, etc.) sin un correcto diagnóstico del mecanismo que provoca la anemia, ya que, además de hacer un gasto que puede ser inútil e inefectivo, podremos también retardar el diagnóstico de la verdadera causa de la anemia.

Sociedad Argentina de Hematología (www.sah.org.ar)
Contacto: Técnico en Hemoterapia José Acosta joseacosta@fundaleu.org.ar
Otras Entrevistas
Objetivos de Desarrollo Sostenible
Semana de la Ciencia
Entrevista a Fabián Tommasi
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr