Entrevista a Claudia Gallardo - 14.06.2019

La importancia en conservar el ambiente agrícola y humedales

Identificar, estudiar y proponer nuevos materiales con el objetivo de sustituir los recursos naturales no renovables en sustratos de cultivo.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
La importancia en conservar el ambiente agrícola y humedales
Claudia Gallardo

“Relevamiento y evaluación de residuos agro-industriales de Entre Ríos con potencial para la formulación de sustratos de cultivo”, es el nombre del proyecto que dirige Claudia Gallardo ingeniera agrónoma de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER. La especialista brindó detalles sobre la necesidad de identificar, estudiar y proponer nuevos materiales con el objetivo final de sustituir los recursos naturales no renovables en sustratos de cultivo de Entre Ríos.

¿En qué contexto se encuentra la utilización de los sustratos en el país y en  Entre Ríos?
A fines de los ´90 comenzaron estudios, destinados a identificar y caracterizar los insumos utilizados en la formulación de sustratos para el cultivo en contenedores de diversas especies y sistemas productivos de Argentina, en los que se concluye que el mantillo de monte o tierra de monte y el suelo agrícola son dos de los materiales más utilizados en viveros. El mayor volumen se destina al cultivo de ornamentales y en menor medida en otro tipo de cultivos como forestales. El mantillo de monte es un recurso forestal no renovable, se extrae con técnicas de minería y está compuesto por diferentes proporciones de suelo y la capa de hojas, ramas, frutos, semillas y demás componentes del bosque nativo que se acumulan sobre este.

¿Cuál es el efecto ambiental de la extracción continua de mantillo?
La extracción permanente de mantillo provoca un efecto ambiental negativo, dado que se interrumpe el ciclo de regeneración de los bosques y favorece la erosión de suelos que los sustentan. Dar continuidad a la extracción de mantillo de monte nativo para cultivar plantas en maceta, tiene resultados irremediables sobre el ambiente. En algunas provincias de Argentina existe la prohibición legal de extraer, transportar, comercializar y usar mantillos, no obstante se sabe que no se cumple con la normativa.

¿Los viveros utilizan mucho este sistema?
Precisamente, en la actualidad muchos viveristas argentinos conocen en detalle el manejo de mantillo y suelo para cultivar en macetas, pero no son conscientes de la importancia de reducir o evitar el uso de estos recursos tan valiosos para el ambiente, por lo cual no demandan información sobre materiales que los reemplacen. La preocupación de ellos, está centrada en el bajo costo de los insumos y es esperable que continúen trabajando sobre lo conocido.

¿En nuestra provincia cual es la situación geográficamente hablando?
En Entre Ríos el área de mayor desarrollo de cultivos en contenedores se localiza  en los departamentos del centro-este. Allí los viveros de diferentes escalas, se dedican a la producción industrial de plantines forestales, cultivos de plantas ornamentales y hortícolas. Existen proveedores locales de cortezas de pino crudas o compostadas, estiércoles de ganado vacuno, turbas subtropicales extraídas de humedales de la región. En el ámbito de la producción de plantas ornamentales se diferencian dos grupos de plantas, para las que utilizan diferentes insumos: en plantas colgantes y acidófilas (azaleas, camelias, gardenias) manejan turba subtropical extraída de la zona y hojas de pino o corteza de pino. En otro tipo de plantas (plantines de estación, arbustos, palmeras), el suelo es el componente mayoritario. Dicha turba subtropical se extrae de márgenes de cursos de agua del departamento Concordia y por más de 50 años, es muy demandada y apreciada por los viveristas ornamentales de la provincia, por el aporte de acides para los cultivos de mayor importancia económica en Entre Ríos que son las azaleas, acompañadas de camelias, gardenias, hortensias, entre otras.

Interrogantes sobre la investigación
¿Qué volumen se extrae anualmente de turba subtropical?, ¿qué disponibilidad actual y futura existe?, ¿es sustentable su explotación?, ¿es un recurso natural renovable?, ¿se hace un uso racional?
A todas las incógnitas planteadas podríamos responder: los turbales son reserva de biodiversidad y sumidero de carbono, mitigando el efecto del cambio climático, por lo que tendríamos que pensar firmemente en comenzar a sustituirlas por otro tipo de recursos, al menos en una parte. En definitiva, la búsqueda de nuevos materiales provenientes de recursos renovables para satisfacer la demanda de sustratos en la producción de plantas fuera del suelo y el desarrollo de técnicas apropiadas de manejo, es y sigue siendo una preocupación de expertos en sustratos de todo el mundo.

¿Y es aquí donde se plantean objetivos?
Sí. La identificación de nuevos recursos surgirá de observaciones en giras técnicas, entrevistas con personas interesadas en deshacerse de residuos que generan en sus emprendimientos, iniciativas  educativas entrerrianas, instituciones organizadas para resolver problemas de deposición final de residuos que no tienen un destino final cierto y generan problemas comunitarios, entre otros. Luego, será indispensable realizar minuciosos estudios de caracterización física, química y biológica. La detección de limitantes y propiedades positivas, permitirán diseñar y validar técnicas para el procesamiento de estos insumos;  formulaciones, selección de especies apropiadas y tamaño de contenedor, manejo de riego y técnicas de fertilización.



¿Sobre el impacto socioeconómico, tecnológico y ambiental, a que aspiran?
Esperamos identificar al menos dos residuos de agroindustria con potencial para sustratos de cultivo, basados en análisis y experimentación con plantas. Con estos resultados podremos difundir la importancia de utilizar recursos renovables para medios de cultivo en viveros de la región, ofrecer alternativas y la oportunidad de realizar experimentación adaptativa para acompañar a productores en la transición hacia el uso de recursos naturales para cultivos en contenedores. Se pretende reducir progresivamente la extracción y el uso de suelo y turba subtropical en la formulación de sustratos para plantas, con el objetivo de conservar el ambiente agrícola y humedales. 

¿Otros objetivos que se quiera destacar?
Realizar un relevamiento de residuos de la agroindustria con potencial, para ser empleados en producción de cultivo en contenedores de Entre Ríos; y dar inicio a una serie de acciones e incorporar los materiales más promisorios en la producción de viveros de Entre Ríos.  

Establecen resultados cuantitativos y cualitativos, ¿qué comprendería el primero?
El éxito cuantitativo está vinculado con la  confección de un directorio preliminar con industrias entrerrianas que ofrecen sus residuos para investigación; identificación de al menos dos materiales para sustituir a la turba y suelo como componentes de sustratos; y el cualitativo tiene que ver con la aceptación de viveristas, al desafío de iniciar el cambio hacia el uso de materiales ecocompatibles para cultivos en contenedores e incremento de la demanda para nuevas investigaciones. Cabe destacar que  el proyecto se relaciona estrechamente con temas de interés, priorizados para el desarrollo de las actividades científico-tecnológicas en el ámbito de la Universidad Nacional de Entre Ríos.



Reflexiones finales
Decir que el punto de vista de la producción vegetal, el relevamiento y estudio está destinado a proveer de nuevos recursos para la producción de cultivos en viveros de la provincia. Además, usar sustratos en reemplazo del suelo para propagar plantas, significa menor uso de agroquímicos, fundamentalmente debido a que gran parte de los patógenos que portan los suelos son los principales agentes causales de enfermedades en las etapas tempranas del desarrollo de los cultivos.  Con respecto al tema ambiental, la propuesta tiene como uno de los fines primordiales promover la conservación Recursos Naturales como el suelo y los turbales de Entre Ríos, reemplazándolos en los sustratos de cultivos con residuos de la agroindustria. Además, el reciclado de residuos forma parte de actividades humanas denominadas Amigables con el Ambiente y se identifican dentro de la tecnología de procesos: Manejo Integral de Residuos Sólidos.

Contacto: Claudia Gallardo claudia.gallardo@fca.uner.edu.ar

 

Otras Entrevistas
Ciencia e Innovación Productiva
La ciencia detrás del sóftbol
Alimentos cetogénicos desarrollados en la UNER
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr