Entrevista a Julián Sabattini - 09.10.2019

Ciencias Agropecuarias participó del XXV Congreso Mundial de IUFRO

América Latina fue sede del Congreso que reúne a investigadores de todo el mundo y Ciencias Agropecuarias participó con dos trabajos.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Ciencias Agropecuarias participó del  XXV Congreso Mundial de IUFRO
Ing. Agr. Julián Sabattini

América Latina fue sede por primera vez,  del Congreso Mundial correspondiente a la  Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal IUFRO (29/9 al 5/10/19).  Julián Sabattini docente e investigador, quien se desempeña en la cátedra de Ecología de los Sistemas Agropecuarios  de la Facultad Ciencias Agropecuarias UNER estuvo presente en el evento exponiendo investigaciones en desarrollo.

La actividad que marca una trayectoria en la especialidad,  tuvo lugar en Curitiba, instancia en que  más de tres mil participantes en el evento, analizaron una variedad de aspectos relacionados con la investigación forestal. El Congreso fue una gran oportunidad para intercambiar experiencias y conocimiento en innovaciones tecnológicas, así como para actualizarse sobre los resultados más recientes de las investigaciones y tendencias para el futuro de la investigación forestal y agroforestal en todas las partes del globo. También resultó ser un gran espacio de encuentro entre investigadores, profesores, estudiantes y profesionales del sector forestal del mundo entero.

 

 

Imágenes donde el ingeniero Sabattini explica a los asistentes los dos estudios.

“Hormigas cortadoras de hojas: impactos sobre la vegetación herbácea en bosques nativos templados de Sudamérica”;  fue uno de los trabajos  que expuso Sabattini; en el que se detalla como  “las hormigas cortadoras de hojas son consideradas consumidores dominantes de América en diferentes ambientes naturales. El objetivo fue cuantificar y evaluar la herbivoría anual de Atta vollenwederi sobre la vegetación en bosques nativos del Espinal Argentino. El estudio se realizó en dos regiones de la provincia de Entre Ríos, Argentina. En ambos sitios, se seleccionaron cinco nidos, recolectándose material vegetal entre Mayo 2015 a Octubre 2017. La actividad forrajera se determinó recolectando fragmentos vegetales de hormigas cargadas en cada nido durante cinco minutos registrados cada dos horas. En laboratorio se identificaron cuatro fragmentos de material vegetal: monocotiledóneas graminiformes y ciperáceas;  dicotiledóneas herbáceas y arbustivas;  dicotiledóneas arbóreas y  material de desecho senescente. Los resultados globales indicaron que la tasa de forrajeo estaba conformada mayoritariamente por especies monocotiledóneas graminiformes y ciperáceas. Las colonias de Atta vollenweideri cosecha anualmente un 9,5% de la productividad primaria de un pastizal natural en bosques nativos del Espinal Argentino. Estacionalmente se observó una combinación de estrategias en el forrajeo para conformar su dieta mostrando gran plasticidad, que permite afirmar un comportamiento estrictamente selectivo sobre especies monocotiledóneas herbáceas graminiformes y ciperáceas cuando la abundancia relativa es alta, de lo contrario expresa un oportunismo muy marcado cortando otras especies vegetales”.

Otro de las investigaciones presentada por Julián Sabattini en el Congreso, fue la  “Evolución del nivel de arbustización en bosques nativos del Espinal Mesopotámico: utilización de sensores remotos para su análisis”. En síntesis,monitorear la evolución de los cambios ocurridos sobre los recursos naturales es una prioridad anivel mundial. Los modelos de cambio y cobertura de la tierra, y su facilidad en la predicción, son unaherramienta potente de análisis espacial. El objetivo del trabajo consistió en determinar y explicar loscambios sobre el nivel de arbustización en bosques nativos del Espinal Mesopotámico, con lafinalidad de predecir el nivel de degradación y ajustar la carga animal. El estudio se realizó en el ÁreaNatural Protegida "El Carayá" ubicada en Entre Ríos (Argentina). El estado del bosque nativo sedeterminó en los años 2012 y 2018, a través de  puntos georreferenciados con GPS. Se cuantificó elnivel de arbustización en cinco clases, y utilizaron dos imágenes satelitales Landsat. El modeloMarkov fue utilizado para determinar las predicciones. El 36% (3.775 ha) del “El Carayá” se mantuvoestable en relación con el nivel de arbustización durante el período evaluado. El porcentaje restante,presentó cambios notables debido a la dinámica sucesional característica de estos ecosistemas. Enel año 2027 se espera que la superficie sin cambios sea del 33%. La dinámica sucesional en lacobertura de arbustivas propia de los bosques nativos, estuvo influenciada por la variación estacionaldel clima, la intervención antrópica a través de la limpieza química y la implementación de un sistemade pastoreo rotativo intensivo. Este trabajo permitió definir y ajustar la capacidad de carga de losdiferentes ambientes, teniendo en cuenta los potenciales cambios sobre la arbustización de losbosques nativos”.

 

Nota: Cabe mencionar el trabajo  conjunto mediante convenio, que vienen desarrollando la Facultad junto a  la Estancia “El Carayá” (Feliciano, Entre Ríos;  entidad que posibilitó la participación activa  en tan destacado evento.

Víctor Manuel Dopazo, encargado de la Estancia “El Carayá” junto a Julian Sabattini

 

Para destacar: La Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO), es una organización sin fines de lucro, no gubernamental y no discriminatoria creada en 1892. Es la red global de cooperación en ciencias forestales que reúne de forma voluntaria, a más 15.000 científicos en casi 600 organizaciones asociadas en 126 países. IUFRO es también parte de ACB (Asociación de Colaboración en materia de Bosques), un grupo formado en el ámbito del Foro de Bosques de las Naciones Unidas (UNFF) y que reúne a 14 organizaciones internacionales, instituciones y secretarías de convenciones internacionales en torno a la agenda mundial sobre los bosques. Con el objetivo de recabar y compartir conocimientos, IUFRO lleva a cabo más de 70 reuniones técnico-científicas anualmente. También realiza congresos regionales y, cada cinco años, el congreso mundial que es el evento principal. Esos congresos son interdisciplinarios, integradores en contenido científico y reúnen a científicos, estudiantes, empresas forestales, tomadores de decisión y otros interesados. En estas ocasiones se crean oportunidades para las discusiones relacionadas con las áreas prioritarias de la investigación, la política y la gestión forestal.

 

 

Otras Entrevistas
PIP - Valor y Visión
Estrategias de Articulación Territorial - Mesas Regionales
La investigación cualitativa en la formación universitaria
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr