Entrevista a Pablo Sors - 15.04.2020

“Todavía era época del proceso militar cuando ingresamos. La realidad era muy pero muy distinta”.

Licenciado en Comunicación Social e integró la primera camada de egresados como comunicadores sociales de Ciencias de la Educación.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
“Todavía era época del proceso militar cuando ingresamos. La realidad era muy pero muy distinta”.

Pablo Sors es Licenciado en Comunicación Social e integró la primera camada de egresados como comunicadores sociales de la Facultad de Ciencias de la Educación. Su trayectoria profesional ha estado marcada por la comunicación y la salud.

Ingresó en 1982. Previamente, la carrera se llamaba Ciencias de la Información, pero Pablo Sors fue integrante de uno de los primeros grupos de ingresantes –y también de los primeros egresados– en Comunicación Social. “Todavía era época del proceso militar cuando ingresamos –recuerda–. La realidad era muy pero muy distinta”.

Dice que el plan de estudios tenía una gran carga de materias filosóficas y que le “pegó muchísimo”. El acontecimiento más grande, por supuesto, fue la vuelta de la democracia: “La carrera cambió muchísimo y se abrieron otros panoramas para nosotros. Fueron cambios muy profundos y salimos  renovados”.

¿Por qué eligió Comunicación Social? “En aquel momento se asociaba la carrera con el periodismo, no se hablaba mucho de comunicación y menos de comunicación institucional. A mí me gustó siempre escribir y desde chico lo hacia bastante bien. Eso y otras cosas más me llevaron a elegir la carrera, pero yo sabía en el fondo que el periodismo de la cosa diaria no era lo mío, no me gustaba, menos el político”, cuenta Pablo. Así fue que se lanzó sin saber bien “cuál iba a ser mi rumbo futuro” y dejó que el trayecto lo fuera llevando.

“Quizás fue por eso que encontré en el ámbito de la salud, y de la comunicación en la salud, un lugar donde desplegar mis objetivos y hacer que mi carrera sirviera como un servicio a los demás –sostiene hoy–, no sólo como una manera de ganarme la vida, sino como una forma de sentirme útil y que mi trabajo sea importante para la comunidad”.

Pero antes de encontrarse con la comunicación en salud, fue haciendo otros aprendizajes que formaron su perfil, como por ejemplo, en teatro: “Hacer la tesis a nuestra generación le costo muchísimo, así fue que me tomé mi tiempo entre terminar las materias, empezar a trabajar. Me fui a vivir un tiempo a Buenos Aires con otras expectativas, también estudié teatro, y eso completó bastante mi perfil de cómo quería comunicarme. Cuando volví me puse a trabajar en la tesis. Mientras tanto hice radio, televisión, hice periodismo escrito y se iba perfilando un poquito lo que yo quería hacer”.



Inicios en la salud
Un día lo invitaron a participar del primer grupo de trabajo en VIH en la provincia: “Sobre el viejo servicio de infectología del Hospital San Martín, se creó el Programa Provincial de VIH Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Fue un gran desafío porque era un época en la cual estaba muy estigmatizada la epidemia. A las personas que padecían la enfermedad realmente les resultaba muy difícil y también era difícil comunicar en cuanto a este tema. A la vez era imperioso, teníamos la urgencia de que la información llegara a la gente, no solo con cuestiones preventivas o médicas, sino que también con el mensaje de la aceptación, la no discriminación, el cuidado de las personas que tenían VIH y, por otra parte, la confidencialidad que necesitamos para poder informar sobre el tema”, relata Pablo.

Además, comenzó a trabajar en las áreas de salud y educación con el Consejo General de Educación (CGE) y el Ministerio de Salud: “Pudimos coordinar un trabajo muy importante y me encontré siendo el único comunicador que trabajaba en el tema por lo menos en este ámbito local. Fue un gran desafío que me llevó a profundizar mucho en el tema, tanto que escribí un libro que se llamó SIDA, el hombre y su virus, que publicó la Editorial Entre Ríos en el año 2000″.

Paralelamente al trabajo en el ámbito público, empezó a trabajar para una empresa proveedora de servicios de internet que creó el sitio de salud LatinSalud.com “que era uno de los pocos sitios de salud en español”, cuenta Pablo: “La empresa era local y nosotros tuvimos la oportunidad de desarrollar un sitio muy completo de difusión de temas de salud en general. Gracias a ese trabajo la empresa fue invitada por Discovery Salud en Español a proveerle contenidos para sus plataformas con otro tipo de alcance. Si bien LatinSalud.com estaba abierta a todo los países del mundo, a través de Discovery Salud en Español llegamos a un público más extenso y pudimos hacer contenidos de salud, fittness y bienestar. Luego comenzamos a hacer contenidos que se tradujeron al inglés y a otros idiomas más”.

En el año 2004, “ya sí perteneciendo a la planta permanente del Ministerio de Salud, me invitaron a formar parte del equipo del CUCAIER que es la representación del INCUCAI en la provincia de Entre Ríos. Y otra vez me tocó el desafío de empezar de cero una tarea de comunicación en un tema nuevo, porque realmente en esa época de donación y de transplante se hablaba muy poco y había muchísimos prejuicios”.

Investigaron los miedos y temores “que incluía el supuesto trafico de órganos, el no saber si la persona está viva o muerta cuando se hace la intervención para sacar sus órganos, el tema de la muerte encefálica”. Pablo señala que “eran situaciones que hacían que en ese momento muchas personas en la comunidad, yo diría que la mayoría, rechazaran la donación de órganos. El gran desafío era empezar a construir un mensaje positivo alrededor de la donación“.

Otra vez se encontró solo trabajando en el tema “porque el INCUCAI todavía carecía de comunicadores”: “La tarea fue inmensa y realmente muy provechosa no sólo para mí sino también para el equipo y la provincia, era y es un equipo multidisciplinario”.

Pablo Sors asegura que desde que entró al ámbito de la salud aprendió a trabajar en forma interdisciplinaria y que es realmente “muy enriquecedor para todas las profesiones poder cambiar los puntos de vista, compartirlo y hacer un mensaje nuevo entre todos”.

Actualmente, sigue trabajando en el CUCAIER y “la vida nos dirá qué desafíos vienen por delante“, concluye.


Fuente: Área de Comunicación Institucional (ACI) FCEDU-UNER

Otras Entrevistas
Música para compartir
Economistas argentinos: Eduardo Levy Yeyati
Historias del Pago Chico
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr