29.05.2020

El poeta que será leído siempre

Con motivo de la edición de la obra completa de Juan L. Ortiz por la Editorial de la Universidad Nacional de Entre Ríos, El Reverso -al aire de Radio UNER 91.3- dialogó con el director de Eduner.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
El poeta que será leído siempre
EDUNER, la editorial de nuestra Universidad, junto con la Universidad Nacional del Litoral, publicaron una nueva edición de la obra de Juan L. Ortiz, un trabajo de dos tomos que llevó cinco años de trabajo, con nuevas lecturas y miradas que vienen a ampliar la edición de 1996 de la UNL. Gustavo Martínez, director de EDUNER, repasó en El Reverso, de Radio UNER 91.3 de Concepción del Uruguay, la tarea de un lustro que emprendieron ambas universidades, como así también lo que vienen realizando desde la Editorial en estos tiempos de pandemia.

-¿Por qué esta nueva edición de Juan L.?

Creo que Juan L. será leído siempre. Afortunadamente, esto es una invitación a un encuentro con su obra. Para quienes ya la conocen, esta reedición tiene varias lecturas nuevas y para los que no lo conocen, es un momento ideal para poder ingresar al poeta más grande y nosotros celebramos en ese sentido. La aparición de textos que antes no habían sido leídos, incluso por aquellos que habían leído sus obras reunidas en el ‘96 o las que en su momento se publicó en Vigil. Pero ahora estamos ante una obra maravillosa, de dos volúmenes y con muchas lecturas nuevas.

-¿Qué se lee cuando se lee a Juan L.?¿Podés sintetizarlo, si es que se pudiera?

-No sé si tiene síntesis o si estoy en condiciones de hacerla. Lo que creo es que la poesía de Juan L. es una invitación maravillosa a la mirada del paisaje entrerriano, pero acá hay tantas cosas más que prefiero que los potenciales lectores, y los que ya lo conocen, acepten la invitación a leer la poesía maravillosa que tienen estos libros.

-Notamos que hay mucho arraigo en nuestra Universidad, en sus egresados y egresadas, algo que los vincula a Juan L. ¿Por dónde creés que pasa eso?

-Entiendo que es uno de los grandes escritores nuestros. Me atrevería a sumar algunos más pero estaría desviando la pregunta inicial. Nosotros entendemos, por el proyecto de edición que hemos encarado hace un tiempo ya, que toda vez que hemos decidido encarar las obras de nuestros poetas, nuestros narradores, como Manauta, Calveyra, nos hemos encontrado con que los lectores están allí, probablemente interpelados por muy diversos trayectos personales. Tenemos una colección entera junto con la Universidad Nacional del Litoral, porque este no es el único trabajo de co-edición, sino que tenemos El país del sauce.
Cuando podemos recuperar esas frases y que encuentren sentido, me parece que estamos atravesados por todas esas lecturas, por todos esos textos. Hablar de un país del sauce solo es posible porque existe la literatura de Juan L. Y el trabajo, en ese sentido, es importante pensarlo en este segundo punto, en esta reedición en particular, que es la enorme cantidad de colaboradores que leen a Juan L. desde distintos lugares, hay plumas destacadas españolas o de personas que tienen sus trabajos principales en Europa, que están leyendo Juan L. y que nos invitan a tener miradas particulares sobre él. Sobre distintas facetas porque está el Juan L. poeta, el traductor. Esto es muy importante para nosotros. En el año 1996 se hace esta primera obra que dirigió Sergio Delgado en la UNL y a partir de ahí tomamos este proyecto de reedición conjunta, donde ya las dos universidades decidimos intervenir de manera de lograr que se pueda producir toda esta relectura tantos años después.

Para entender el tiempo que lleva… ¿Cuándo se inició este trabajo?¿Qué implica obtener un material de estas características?

Lo primero que decía, que es un trabajo acumulado, porque hay que reconocer un primer corpus allá por el 96’, de hecho los textos de colaboración están todos recuperados en esta edición. Pero luego, todo esto tiene un alrededor de 5 años. Hay mucho trabajo de archivo, de recuperación, de búsqueda y de escrituras nuevas que están aquí, de un montón de colaboradores que se han sumado y que nos permiten tener una edición completa a esta vuelta de su poesía. Tiene tantas alternativas, el momento previo, el de edición y este momento de poner a circular la obra, que es un desafío. Pero estamos celebrando que la obra esté circulando y que se encuentre con tantos lectores.

-¿Cómo viene siendo el trabajo de la Editorial en estos tiempos de Coronavirus?

Estamos trabajando desde casa y todo lo que es de edición y pre-edición lo estamos manejando de acuerdo al plan que teníamos. Sin embargo, la tarea de distribución de libros estuvo cerrado hasta hace muy poco. Recién hace un par de semanas pudimos retomar la venta on-line, de modo que los que estén interesados en adquirir los títulos de nuestro catálogo pueden entrar a la página. Por supuesto, tenemos algunas restricciones ya que enviamos solo los miércoles, pero de a poco vamos encontrando alternativas. Siempre es un aprendizaje y nos vamos adecuando.
También estamos potenciando mucho el trabajo sobre las ediciones digitales, que era algo que veníamos haciendo pero ahora hemos tenido oportunidad de profundizarlo. No nos tomó con un trabajo ya consolidado en la distribución digital de nuestros libros pero sí con un trabajo de producción encarado. Hemos liberado algunos libros para que sean de acceso gratuito y otros, como los de cátedra, hemos buscado junto con los docentes, la manera de hacerlos accesibles a través de nuestras páginas y de los campus. El trabajo es intenso y, en gran medida, hemos podido continuar, realizando videoconferencias, chats e intercambios que antes se realizaba de modo presencial en la oficina.

-Como lector... ¿Creés que este tiempo de COVID y cuarentena incentivó la lectura?

Es interesante eso. Se están haciendo algunos estudios al respecto que serán interesantes leerlos. Creo que los que tienen una lectura intensiva encontrarán el modo de seguir siendo lectores intensivos y otros que estaban negados a algunas modalidades de lectura, sospecho que se han abierto a nuevos soportes o formatos. Pero, en líneas generales, dependen de las tareas, de las realidades que estén atravesando cada uno. Hay trabajos que con esta nueva modalidad, se han vuelto muy intensos y no sé si esas personas han ganado en tiempo de lectura. Porque, una cosa que hay que medir es el tiempo social para la lectura y es innegable que en este contexto, así como algunos han encontrado espacios y soportes para la lectura también, es cierto que hay otras opciones de consumos culturales que han estallado en sus estadísticas. Lo que sí creo es que, frente a la imposibilidad que los libros circulen durante mucho tiempo, hay personas que han buscado otros modos de lecturas, en los libros digitales y eso sí, creo que ocurrió.
Otras Entrevistas
Carreras 2021
A voz do morro - Coro Tahil Mapu 2020
El señor Juan Sebastián - Coro Tahil Mapu 2020
Música para compartir- Diego Bertoni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura |
La UNER en Facebook La UNER en Youtube La UNER en Flickr