Entrevista a Mariana Dalinger - 01.09.2020

Mariana Dalinger, en primera persona

Mariana Dalinger egresó como Profesora en Ciencias de la Educación de la FCEDU en el 2003.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
 Mariana Dalinger, en primera persona
Mariana Dalinger egresó como Profesora en Ciencias de la Educación de la FCEDU en el 2003 | Es oriunda de Villaguay, adonde cursó también el Profesorado de Educación Preescolar en la Escuela Normal Superior Martiniano Leguizamón: “Ya en el secundario tenía elegida la carrera pero por cuestiones económicas postergué el inicio y hasta poder mudarme a Paraná, hice el Profesorado de Nivel Inicial” | Se ha desempeña fundamentalmente en el campo de la investigación educativa | Su experiencia en primera persona

Dice que lo que la impulsó a definir qué quería hacer fue “la posibilidad de profundizar en los fundamentos de las perspectivas en educación, en relación a la enseñanza. Pensar la enseñanza. Y ahí también confluye una cuestión que también viene desde mucho más lejos y que tiene que ver con mi propia biografía: mi papá es docente y trabajó en una escuela rural, entonces mi casa era la escuela. Ahí creo que me fui apropiando de este oficio que fue allá lejos. Cuando niña decía que no iba a ser docente, sin embargo, fue mucho mas fuerte esa beta y de a poco el oficio se fue metiendo en mis venas”.

Las lecturas que fue haciendo durante la carrera la movilizaban mucho: “Profesorado en Ciencias de la Educación permite construir una mirada mucho más amplia respecto de lo que implica el trabajo docente, trabajar en las escuelas, en instituciones educativas. De manera que poder cursar la carrera implicó una apertura a una complejidad, a una mirada multidimensional de lo que supone enseñar, ser docente, trabajar con el conocimiento, transmitir ese conocimiento a un otro de una manera muy fuerte, muy impactante para mí”.

Sus preocupaciones pasaban por cómo enseñar, de qué manera, para quién enseñar y, en ese sentido, señala que los espacios curriculares como las didácticas fueron muy significativas en su formación. También resalta que fue muy sólida la formación en el campo de la filosofía, la historia de la educación, psicología, evaluación. “Para mí esos recorridos fueron muy significativos, en tanto aportaron a la construcción de una mirada compleja sobre la educación, sobre la práctica de la enseñanza, sobre el vínculo con el conocimiento, la relación docente-alumno-conocimiento. Implicó un momento de ruptura”.

Entre su grupo de compañeras y compañeros de cursada, había docentes que ya estaban trabajando en escuelas: “Eran voces que traían las preocupaciones desde las prácticas, desde contextos específicos, desde la situacionalidad de la enseñanza y eso era otra fuente de aprendizaje y de formación para nosotros. De interpelación de lo que íbamos leyendo, de la teoría que íbamos aprendiendo. Eran voces que cuestionaban las construcciones que íbamos haciendo nosotros respecto de lo que era ser docente. No siempre lograba entrar en diálogo con esas voces y con esas perspectivas, pero sí considero que me ayudaron mucho a construir una escucha respetuosa por esas experiencias ancladas en las practicas que traían una mirada diferente, respecto de lo que nosotros podíamos ver como estudiantes”.

Otro espacio que Mariana resalta de importancia para el aprendizaje fue un espacio extracurricular de Talleres de lecturas con escuelas secundarias a cargo de Marta Hueter y organizados por la profesora Liliana Petrucci. “La idea era poder llevar textos, lecturas y leer con los estudiantes y docentes que estuvieran dispuestos. Era una cuestión voluntaria, leer literatura fundamentalmente con los estudiantes de escuela secundaria. Para poder prepararnos para esa experiencia hubo instancias previas de lectura de diferentes tipos de textos, no los mismos que llevábamos para leer con los estudiantes. Sentí que aprendí a leer por segunda vez. Creo que aprendemos a leer muchas veces en la vida. Y aprender a leer en términos de una experiencia transformadora: eso fue lo mas revelador. Veníamos haciendo lecturas en el espacio de didáctica de (Jorge) Larrosa sobre lo que implica tomar la lectura como experiencia. Me enseñó a identificar otros tipos de textos, no sólo aquellos escritos sino a pensar las escuelas, los rostros, los cuerpos, también como textos donde detenerme”.

Continuar leyendo
Otras Entrevistas
Entrevista a Roxana Páez, sobre la obra de Francisco Madariaga
León Gieco- El Ángel de la Bicicleta
El oficio de crear- Claudio Gabis
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr