30.12.2020

Comer sano es un derecho

La agroecología plantea el desarrollo comunitario desde un enfoque socioeconómico y cultural porque promueve el respeto por los territorios, las personas que lo habitan y lo que se cultiva.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Comer sano es un derecho
Foto Juan Pablo Barrientos (UTT)
En los últimos años la cultura de lo saludable inundó el mercado y por ende nuestra vida social con slogans y sugerencias de todos los tipos. Pero ¿qué implicar comer sano? ¿Y qué podemos hacer para que no sea sólo el acto de masticar? La agroecología plantea el desarrollo comunitario desde un enfoque socioeconómico y cultural porque promueve el respeto por los territorios, las personas que lo habitan y lo que se cultiva.

Comer de forma saludable, dejó de ser una responsabilidad ajena para pasar a ser un acto consciente de respeto a lo que somos y lo que nos rodea. La alimentación no es simplemente el mero acto de consumir alimentos para conseguir energía y desarrollarnos, sino que forma parte de lo que denominamos comensalidad, es decir, un espacio en donde se comparten y transmiten valores, hábitos, como una manera de expresar nuestra identidad cultural.

A diario nos encontramos bombardeados por un exceso de información sobre diferentes alimentos y estilos de vida saludables. Frases como bajo en, libre de, alimentos “buenos o malos”, prohibidos, sin agregado, super alimentos, alimentos milagrosos, etc. Y ante este bombardeo, nos sentimos avasallados y confundidos por tanta información que muchas veces no tiene mensajes claros.

Cuando escuchamos hablar de dietas, lo primero que se nos viene a la mente por un lado es la prohibición, restricción o el sacrificio y por otro, que es económicamente excesivo, inaccesible, que voy a pasar hambre, etc. En cambio cuando hablamos de comenzar a tener una alimentación saludable nos referimos a un cambio en la forma de alimentarnos, de obtener nuestros alimentos, de nutrirnos, de relacionarnos con el entorno, un cambio en el estilo de vida a largo plazo.

El ritmo de vida acelerado muchas veces nos empuja a comer apurados, sin disfrutar de los alimentos, de los sabores, aromas, y terminamos eligiendo preparaciones listas para consumir con alto contenido de grasas, azúcares y sal o poco saludables, sin tener registro de saciedad y comiendo más de lo que nuestro cuerpo necesita.

Continuar lectura en Riberas.

Otras Entrevistas
Carreras 2021
Estudiá en la UNER
A voz do morro - Coro Tahil Mapu 2020
El señor Juan Sebastián - Coro Tahil Mapu 2020
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura |
La UNER en Facebook La UNER en Youtube La UNER en Flickr