Institucional - 31.07.2020

Una obra esperada por la comunidad

Tras los anuncios nacionales, se retoman las obras del edificio propio de la escuela secundaria de la UNER en Concordia, una iniciativa donde lo pedagógico y lo social van de la mano.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Una obra esperada por la comunidad
Una obra esperada por la comunidad

“El Ministerio de Educación de la Nación inició en el año 2013 un proyecto de creación de nuevas escuelas secundarias con universidades nacionales. En ese entonces, vía Secretaría de Políticas Universitarias, el anterior rector Jorge Gerard propone a los consejos directivos de las facultades de la UNER crear escuelas secundarias en zonas donde persisten desigualdades sociales con el fin de garantizar mejores condiciones pedagógicas y didácticas a los jóvenes”, recordó Oscar Gerard, Decano de la Facultad de Ciencias de la Alimentación.

En el 2015, el Consejo Directivo de esa Facultad “decide adherirse a la propuesta y luego de siete meses de trabajo se aprueba el proyecto en el Consejo Superior de nuestra Universidad y con posterioridad, en el Ministerio de Educación de la Nación, reconociendo el comienzo de las actividades curriculares en 2016”, precisó. 

El proyecto contemplaba además la construcción de un edificio propio en un predio que la Universidad debía disponer para tal fin.  Por aquellos años la Municipalidad donó a la UNER un terreno ubicado en el predio “Victor Opel”, cerca del barrio Constitución. Las obras comenzaron pero durante el gobierno anterior a nivel nacional “se aprobó el inicio de las actividades escolares no así la obra del edificio”, explicó el Decano. 

Asimismo, durante el año pasado, con presupuesto de la misma Universidad, se pudo iniciar la obra en un 15%, pero no finalizar el proyecto. 

Días atrás, el presidente de la Nación Alberto Fernández presentó el Programa de Inversión en Infraestructura Universitaria, plan que incluye a 47 universidades nacionales. En esta etapa se priorizaron obras que tienen mayor urgencia y allí se incluye el edificio de la escuela secundaria. Con este Programa, podrán finalizar aulas, espacios comunes, comedores, talleres, oficinas, entre otros. 



En este sentido, Gerard expresó: “Hay que destacar el trabajo del rector anterior, por la iniciativa del proyecto, y al actual rector, Andrés Sabella, por las gestiones ante las autoridades nacionales para que esto pueda darse y a todos aquellos que de alguna manera trabajaron para que la obra de la escuela sea una realidad”. 


Propuesta pedagógica


Más allá de lo edilicio, la escuela siguió funcionando. “Estamos cursando el quinto año de la escuela, actualmente tenemos 370 estudiantes. En promedio ingresan 75 por año. Las actividades del ciclo básico se desarrollan en las instalaciones de la Parroquia San Francisco, ubicada en el barrio Constitución de la ciudad de Concordia y los últimos años en la Facultad, así como también otras actividades complementarias”, precisó el Decano.   

El cursado en la escuela consta de siete años: un ciclo básico común de tres años y un ciclo superior de cuatro años con dos orientaciones, Técnico en Programación (Informática) y Técnico en Industrias de Procesos. La estructura curricular abarca cuatro campos: formación general, formación científica tecnológica, formación específica según la orientación y prácticas profesionales.



“El proyecto pedagógico para la escuela difiere un poco de los modelos tradicionales que están basados exclusivamente en la calificación sobre productos. En este caso, hay una instancia de evaluación y promoción permanente proponiendo un régimen de aprobación de materias sin repitencias. Es decir, no tiene en cuenta la limitación impuesta en el sistema tradicional en el número de previas para avanzar al próximo año. De esta manera, el estudiante puede iniciar cursando el año siguiente sin límite en el número de espacios pendientes de aprobación. Estos se recuperarán junto al acompañamiento de profesores y coordinadores de grupos”, especificó.

En este sentido, "el programa contempla una carga horaria del personal docente para atender estas actividades que forman parte del acompañamiento de las trayectorias mediante tutorías. Este es un sistema novedoso y único, al menos en nuestra ciudad, que tiene una permanente y continua atención sobre el estudiante. De esta manera buscamos un reconocimiento de los saberes dándole estas instancias de aprobación en el momento que los estudiantes alcanzan los objetivos en cada una de las asignaturas”, añadió.  

Finalmente, Gerard reflexionó: “Pensamos que no es solo llevar la escuela al barrio, es llevar también la Universidad. Es un puntapié inicial para que la UNER pueda desarrollar otras actividades en la comunidad y dar la posibilidad a personas de participar, por ejemplo, de instancias de capacitación que la institución puede ofrecer. Quizás en un futuro tener en la escuela un espacio de extensión áulica para el desarrollo de acciones de pregrado y grado, este es uno de los objetivos que nos planteamos”.

 
Otras noticias
Carreras 2021
A voz do morro - Coro Tahil Mapu 2020
El señor Juan Sebastián - Coro Tahil Mapu 2020
Música para compartir- Diego Bertoni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura |
La UNER en Facebook La UNER en Youtube La UNER en Flickr