Institucional - 22.03.2021

Uso racional para el cuidado de un recurso vital

Ricardo Rosales, docente de la Universidad, reflexiona sobre esta fecha que busca concientizar acerca de la crisis mundial del acceso al recurso natural que afecta a muchas poblaciones.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp
Uso racional para el cuidado de un recurso vital
Uso racional para el cuidado de un recurso vital

Cada 22 de marzo se celebra el “Día Mundial del Agua”. Esta fecha tiene por objetivo concientizar acerca de la crisis mundial del acceso a este recurso vital, que afecta a muchas poblaciones. Además, visibiliza la necesidad de buscar medidas para abordar de manera integral la problemática y alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6: “Agua limpia y saneamiento”.


En relación a la fecha, el doctor en Ingeniería y docente en la cátedra “Saneamiento e Higiene Industrial” de la carrera Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias de la Alimentación, Ricardo Rosales, expresó: “Es un día para crear conciencia del uso racional del agua, por la importancia que tiene para el desarrollo de los seres vivos, el desarrollo socioeconómico, la energía y la producción de alimentos. Y sobre todo porque el agua es un recurso limitado, al contrario de lo que piensan muchas personas”.


Respecto a la realidad Argentina, “las provincias más afectadas por su falta de acceso al agua potable son Jujuy, Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero, de acuerdo a datos de la plataforma del agua que toma como fuente el INDEC”, indicó. 


Según el INDEC, en el primer semestre de 2020 los hogares con acceso a agua corriente llegaron al 89,5%. En la provincia de Entre Ríos, el porcentaje de hogares con cobertura es mayor al 90%. 

“Si bien nuestra provincia cuenta con buen acceso a agua potable, ubicada detrás de CABA, La Pampa, Córdoba y Santa Fe, la situación global de accesibilidad al agua potable es cada vez más compleja. Esto es debido al crecimiento demográfico, contaminación y problemas económicos para ejecutar obras de captación y distribución de agua. Por ello estamos a tiempo de tomar conciencia del uso racional de este recurso limitado”, agregó el docente.


Crecimiento de la población, contaminación y cambio climático

La conmemoración de este día implica una mirada holística de la problemática, y pone el acento en la importancia del agua para todas las actividades humanas, tanto sociales como económicas. 

Desde una dimensión ambiental, el doctor afirmó: “El incremento de la población genera industrialización, deforestación, agricultura y ganadería a gran escala. Esto aumenta la contaminación y generación de gases de efecto invernadero que se concentran en la atmósfera a niveles nunca vistos. A mayor concentración de gases de efecto invernadero, mayor retención de calor, provoca el calentamiento global y un cambio global en el clima: el cambio climático”.

Este escenario, “produce un deshielo de los casquetes polares y los glaciares, un aumento del nivel del mar, sequías y lluvias torrenciales, por lo tanto estos tres factores, crecimiento poblacional, contaminación y cambio climático están también relacionados con la disponibilidad de agua dulce”, completó. 


La responsabilidad es humana

Los Objetivos y metas de Desarrollo Sostenible no deben ser tomados como meras expresiones utópicas: deben ser realidades concretas a corto, mediano y largo plazo. Esto significa transformar el entorno desde lo individual y lo social, implica también una necesidad imperiosa de involucrarse en esta y otras problemáticas, que afectan directa o indirectamente a los seres humanos. 

Para el profesional las acciones concretas se resumen en: “Lograr el acceso universal, equitativo al agua potable, a un precio asequible, y a los servicios de saneamiento e higiene adecuados. Mejorar la calidad del agua; reducir la contaminación, eliminar el vertimiento y minimizar la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reducir el porcentaje de las aguas residuales sin tratar y aumentar considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos a nivel mundial”.

Rosales advirtió que es necesario “aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos, asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce. Proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos”.


La universidad pública 

El docente consideró que “la universidad pública debe generar conocimiento y conciencia ecológica en sus estudiantes, formar profesionales comprometidos capaces de planificar, gestionar y generar acciones para el uso racional de los recursos naturales y desarrollo sostenible. De esta manera también se fortalecerá la capacidad humana de las instituciones”.

Por otra parte, “la generación de conocimiento y transferencia al medio se puede dar también en la financiación de proyectos de investigación que solucionen problemas que impactan en forma negativa sobre los recursos hídricos y tengan un beneficio sobre la calidad de vida de la población”, señaló. 

Finalmente, sostuvo que “la Universidad tiene un rol fundamental en el desarrollo sostenible a través de la docencia, investigación y extensión universitaria”.

 

→ Nota relacionada Consumo y uso del agua


Otras noticias
Carreras 2021
Estudiá en la UNER
A voz do morro - Coro Tahil Mapu 2020
El señor Juan Sebastián - Coro Tahil Mapu 2020
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura |
La UNER en Facebook La UNER en Youtube La UNER en Flickr