Internacionales - 10.04.2018

Líneas de Palpa, en Perú

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Líneas de Palpa, en Perú
La teledetección o detección remota, especialmente a través de satélites pero también con drones, ha permitido descubrir nuevos geoglifos en la provincia de Palpa, situada en la costa sur de Perú y que limita con la provincia de Nazca, famosa por sus antiguos geoglifos (las líneas de Nazca) con representaciones geométricas, laberínticas, vegetales, animales y humanas.

Los geoglifos, unos enormes dibujos plasmados sobre las pampas, cuya naturaleza y función siguen siendo objeto de grandes debates, no fueron trazados únicamente por la cultura nazca, sino que esta práctica "se extendió a todos los valles contiguos y estuvo presente desde tiempos aún más tempranos de lo pensado", explican los responsables del Proyecto Arqueológico Palpa-Nasca a National Geographic.

La cultura nazca surgió de una cultura anterior, la de Paracas, se desarrolló durante los primeros siglos de la era cristiana y entró en decadencia a partir del siglo VII d.C. Algunas de las nuevas líneas descubiertas pertenecen a la cultura nazca, pero los arqueólogos sospechan que la mayoría de las nuevas imágenes pertenece a las anteriores culturas de Paracas y Topará, que trazaron los geoglifos entre el 500 a.C. y el 200 d.C. A diferencia de las líneas de Nazca, que se aprecian sobre todo desde lo alto, los geoglifos de Paracas fueron trazados en las laderas de las montañas y eran visibles desde las aldeas situadas al pie de las montañas.

Las líneas de Nazca consisten, como su nombre indica, en líneas o polígonos, pero "muchas de las figuras de Paracas recientemente halladas representan a humanos", destaca Michael Greshko en la edición internacional de National Geographic. "Muchas de estas figuras representan a guerreros; podían ser vistas a una cierta distancia, pero con el tiempo desaparecieron completamente", afirma Luis Jaime Castillo, uno de los principales descubridores de los nuevos geoglifos, de la Pontificia Universidad Católica del Perú y director en América Latina de Sustainable Preservation Initiative.

Los nuevos sitios arqueológicos, prácticamente imperceptibles a simple vista, han sido descubiertos gracias a GlobalXplorer, un programa de identificación, documentación y protección del patrimonio cultural, dirigido por Sarah Parcak y con la colaboración de National Geographic Society, entre otros. GlobalXplorer fue lanzado en 2017 y, durante una iniciativa de tres meses para encontrar evidencias arqueológicas en Perú, fueron detectados cientos de sitios por voluntarios de todo el mundo y usando imágenes satelitales.

El trabajo de campo, en la región comprendida entre los valles de Palpa y Nazca, fue realizado entre diciembre de 2017 y enero de 2018 por un equipo dirigido por Jaime Castillo y que incluyó a los estudiantes de arqueología Karla Patroni, Fabrizio Serván y al fotógrafo Diego Ochoa.

"La realización de enormes geoglifos fue una tradición de más de 1.000 años, anterior a los famosos geoglifos de la cultura nazca, por lo que se abre una nueva puerta para formular hipótesis sobre la función y significado de estos geoglifos", expresa Johny Isla, arqueólogo del Ministerio de Cultura de Perú, quien también ha guiado el trabajo de campo en dicha región.

Fuente: nationalgeographic.com.es
Otras noticias
Objetivos de Desarrollo Sostenible
Semana de la Ciencia
Entrevista a Fabián Tommasi
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr