Internacionales - 23.05.2018

Talento para recuperar tierras ancestrales

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Talento para recuperar tierras ancestrales
Por cada problema, una solución. Y una, a ser posible, que se pueda replicar en otra parte del mundo y sirva de la misma ayuda. Si nos referimos a los derechos de las minorías indígenas sobre sus tierras, encontramos mucho camino por andar, pues hoy en día estas comunidades solo tienen sus derechos legales reconocidos en un 10% del territorio que ocupan, cuando debería ser al menos sobre un 50%. Y eso, a pesar de que ellos son los mejores protectores de los bosques, que a su vez son la mejor herramienta del ser humano para contener el dióxido de carbono que contamina la atmósfera.

De ello se ha hablado este miércoles en la Conferencia de Estocolmo 2017, la tercera de una serie anual sobre los derechos de las comunidades a la tierra y a los recursos. Se organizan para abordar la problemática existente en este ámbito, pues aún existen demasiadas comunidades indígenas que ven cómo sus tierras son utilizadas por otros, sobre todo gobiernos y empresas privadas, para venderlas como propias o para destinarlas a actividades como la tala, la agro industria, la minería o la extracción de petróleo. Y esto conlleva que estas minorías sean víctimas de desplazamiento forzado, violencia indiscriminada y la pérdida de su medio de vida, entre otras violaciones de derechos humanos.

Además de problemas, también existe una buena cantidad de acciones, tecnologías e ideas provenientes de mentes despiertas que están ayudando a reconocerles esos derechos y a reforzarlos. En esta Conferencia se ha dedicado un tiempo y un espacio a personas que están desarrollando nuevos enfoques e innovaciones para apoyar los derechos de propiedad legítimos. Estas son algunas:

Redefiniendo el bosque con los pigmeos
Africapacity opera en la República Democrática del Congo, un país donde la conservación de reservas naturales ha implicado la restricción —e incluso la prohibición total— de la actividad humana, sin importar que existieran núcleos de población anteriores a las demarcaciones de estas áreas. Decisiones como esta han provocado que comunidades enteras que dependían de los bosques se vieran desplazadas. Lo que Africapacity ha puesto en práctica es redefinir las lindes del Parque Nacional de Itombwe utilizando la cartografía participativa, es decir, tomando en cuenta a los indígenas que viven en él y para quienes el bosque es sagrado.

"Acompañamos al pueblo pigmeo para garantizar la protección tanto de sus bosques como de sus derechos", explica Jean De Dieu Wasso, coordinador de la organización. Africapacity ha sido el nexo que ha garantizado la comunicación entre ellos, el Gobierno y las organizaciones internacionales que protegen el parque, como el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF) y WCS. Ahora las acciones llevadas a cabo cuentan con el consentimiento libre, previo e informado de estas poblaciones y esta alianza en la que los habitantes autóctonos son parte activa del proyecto y de la toma de decisiones, en vez de meros espectadores o beneficiarios, está sirviendo de ejemplo en un continente donde no se ven muchas colaboraciones así.

Indígenas cartógrafos en Colombia
¿Cómo hacer que 300.000 indígenas colombianos se beneficien directamente —y otros dos millones indirectamente— de más seguridad en la tenencia de su tierra, de menos riesgo de conflictos, de acceso a servicios públicos, de cultivos alimentarios resistentes al clima, de agua potable y de programas de seguridad energética? Poniendo en sus manos un poco de tecnología. En concreto, lo que Amazon Conservation Team (ACT) ha hecho es ofrecerles asistencia técnica y formación para que estas se familiaricen con las tecnologías de la información y las comunicaciones para poder reconocer y demarcar sus tierras.

El mapeo es su herramienta. El trabajo de ACT comienza con la creación de un plano que detalla la región reivindicada por los pueblos nativos como propia y demuestra que esa comunidad la está usando. "Hemos trabajado con 50 comunidades tribales para proteger 80 millones de hectáreas de bosque", presume el presidente de la ONG, Mark Plotkin. AMC pretende aumentar poco a poco el número de pueblos indígenas de la Amazonia capaces de monitorear, administrar y proteger sus bosques tradicionales y, por extensión, aumentar significativamente el área de bosque amazónico protegido.

Fuente: El pais.com

Otras noticias
Presentación de Medicina Veterinaria
Apertura del Panel Coloquio Internacional Sexualidades
Jornada de Gestión Cultural
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr