Internacionales - 19.09.2018

Un aullido congelado en el tiempo

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Un aullido congelado en el tiempo
En una remota mina de oro en Klondike, en el territorio del Yukón (Canadá), picadores encontraron el cuerpo congelado de un cachorro de lobo, "excepcionalmente bien preservado y completo, con cabeza, cola, patas, piel y cabello". El animal ha permanecido en el suelo congelado (permafrost) durante más de 50.000 años hasta que ahora, dos años después de que fuera extraído, las autoridades del Estado han decidido exhibirlo junto a un caribú momificado, algo peor conservado pero que campaba en la zona hace al menos 80.000 años. Ambos han resurgido desde la Edad del Hielo tras permanecer hasta ahora en un suelo cargado de oro.

El lobo de Klondike, excepcionalmente bien conservado, ha sido tratado por miembros del Programa de Paleontología del Yukón. El espécimen fue descubierto el 13 de junio de 2016 por los mineros de Favron, una familia de buscadores de oro conocida por sus apariciones en la serie de televisión sobre la fiebre actual por este metal precioso que se exhibe en el canal de televisión DMAX. Por su lado, el caribú fue localizado el 3 de junio del mismo año en la mina Tony Beets, en Paradise Hill, ambos en la zona de Tr'ondëk Hwëch'in.

el ejemplar de canis lupus tiene el tejido muscular intacto, además del pelo y la piel. "Los especímenes de esta calidad son extremadamente raros, por lo que este ha cosechado un gran interés científico internacional", aseguran las autoridades de Yukón. "Este territorio tiene una gran cantidad de huesos fósiles, pero raramente se desentierran aquí del permafrost animales así", ha asegurado el paleontólogo Grand Zazula.

El caso del caribú es especialmente significativo, ya que ha sido descubierto en un lecho de cenizas volcánicas de hace aproximadamente 80.000 años, según los estudios de radiocarbonados, lo que lo convierte "en uno de los tejidos momificados más antiguos del mundo". El espécimen fósil representa casi toda la mitad frontal de la carcasa del caribú, incluyendo el torso, la cabeza y dos extremidades anteriores, y con la piel, músculo y cabello intactos. "Estos hallazgos nos permitirán entender cómo estas criaturas desaparecidas vivieron en este territorio", ha asegurado Sandy Silver, jefe del Gobierno de Yukón.

Fuente: www.ngenespanol.com
Otras noticias
Presentación de Medicina Veterinaria
Apertura del Panel Coloquio Internacional Sexualidades
Jornada de Gestión Cultural
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr