Facultades - 18.06.2019

Para la libertad

Docentes y estudiantes de la Facultad de Bromatología dialogaron sobre intervenciones y trabajos en las Unidades Penales.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Para la libertad
Docentes y estudiantes de la Facultad de Bromatología dialogaron sobre intervenciones y trabajos en las Unidades Penales de Gualeguaychú, en la continuidad de la línea de educación universitaria en contextos de privación de la libertad propuesta por el PUPIC (Programa Universitario de Prácticas Integrales en Cárceles) de nuestra Universidad.

Del intercambio participaron docentes de las facultades de Ciencias de la Educación y de Trabajo Social. El PUPIC está financiado por la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación, a través de la convocatoria AbreAlas. Tiene como objetivo sostener y ampliar las propuestas y acciones de la UNER en relación a los contextos de encierro y sus problemáticas.

El encuentro se realizó el viernes 14 en horas de la mañana, mientras que por la tarde se presentó la obra de teatro Las aventuras del Gaucho Calandria, un hito de la tradición gauchesca del autor entrerriano Martiniano Leguizamón, adaptada para el teatro callejero y puesta en escena por el grupo Calandrias, dirigido por Juan Carlos Izaguirre. Este elenco ya lleva varias temporadas corporizando los sortilegios de una figura marginal y exitosa de la literatura clásica nacional y ha actuado con muchísimo éxito del público tanto en espacios carcelarios como callejeros.

El secretario de Extensión de la Facultad de Bromatología, José Dorati, expresó que fue “una grata jornada con la gente del PUPIC, compartiendo con estudiantes y docentes y trabajando sobre algunos lineamientos que nos permitirán profundizar algunas actividades que ya la Facultad viene haciendo con personas en contexto de encierro”. Contó que “participamos de la obra de teatro ante unos 50 o 60 personas, muy entretenida, con variedad de técnicas teatrales y con toques de comedia que entretuvo a la comunidad”. Doratti destacó también el recibimiento de la gente de la Unidad Penal para que los alumnos y el equipo de docentes, “nos abre la posibilidad de realizar algunas cosas en la UP con la Facultad y en la Granja Penal. La intención es, en corto plazo, profundizar esos encuentros, esas actividades, en función de los servicios y ver que podemos hacer desde la Facultad”.

Remarcó además “el enfoque que se le da desde la Universidad -y que compartimos- es que muchas de estas actividades tienden a favorecer el proceso de reinserción de todas esas personas que hoy están privadas de la libertad. Nuestra misión educativa es tratar de acercar herramientas para que, el día de mañana tengan una mejor inserción laboral, que puedan continuar un estudio o una profesión”.



Por su parte, Lucrecia Pérez Campos docente de la Facultad de Ciencias de la Educación, del Área de Educación Comunitaria explicó que “el PUPIC es la concreción de una línea de trabajo que se viene desarrollando desde hace 15 años en la unidades penales, tratando de garantizar, en la medida que se puede, el derecho a la educación, a la cultura de las personas privadas de su libertad. Este proyecto es una convocatoria a nivel nacional que se llama AbreAlas, en el que estamos juntos a la Facultad de Trabajo Social, procurando aunar esfuerzos para el crecimiento de esa línea de trabajo en la Universidad”.


La docente de la FCEDU recordó que “el año pasado informamos al Rector Andrés Sabella, a la Vicerrectora Gabriela Andretich y al Secretario de Extensión y Cultura, Roberto Medici, nuestra intención de ampliar el proyecto a distintas facultades de nuestra Universidad. Este es el primer encuentro que pudimos concretar con la Facultad de Bromatología”.

En ese sentido, Pérez Campos dijo que “llegamos con la intención de compartir saberes. Nosotros, desde las ciencias sociales y la comunicación aportamos para imaginar posibles soluciones en esas ciudades específicas. Ofrecerle a los estudiantes un campo propicio de producción, de conocimientos y de devolución a nuestra sociedad de esta zona marginal que son las cárceles, que nadie quiere ver demasiado pero que forman parte de nuestra sociedad”. Finalizó con el anhelo de pensar juntos como “mejorar esas condiciones, en lo posible, repensar el sentido de las cárceles y los porqué de ciertos delitos. Hay múltiples formas de mirar y pensar, pero por sobre todo tratar de garantizar el derecho a la educación de las personas privadas de su libertad”.

Otras noticias
la Vaca Bacana
IX Fiesta del Cordero a la Estaca
15 Años Comunicación comunitaria
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr