- 05.07.2019

Educación Ambiental en la escuela secundaria de la UNER

A través de un proyecto interdisciplinario, docentes y alumnos de la Escuela Secundaria Técnica de la UNER generaron ladrillos ecológicos en base a residuos sólidos urbanos, obtuvieron una mención en la Feria de Ambiente y viajarán a una expo ambiental en La Pampa.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Educación Ambiental en la escuela secundaria de la UNER
La Escuela Secundaria Técnica de la Facultad de Ciencias de la Alimentación comenzó a funcionar en el año 2016 con tres primeros años del ciclo básico común, y en estos momentos cuenta con tres divisiones de segundos y terceros del ciclo básico, y con cuartos años del ciclo orientado. Lugar que ofrece oportunidades a los alumnos a través de distintos talleres específicos, se pensó en el propuesta de la eco construcción como una forma de poder transmitir una educación ambiental a partir del trabajo colaborativo enriquecido por la interdisciplinariedad y experiencias propias, promocionando así actitudes y acciones sostenibles. “¿Qué hacer con la basura? Es un tema que se repite a diario a través de diferentes medios. A todos nos suena, pero faltan conocimientos e iniciativas. Por eso junto a los estudiantes decidimos preguntarnos qué hacemos con los residuos sólidos urbanos que se generan día a día como botellas y bolsas de nylon”, reflexiona la profesora de geografía Rocío Stroppi, quien junto a su colega profesora de Biología Guillermina Galante iniciaron el proyecto “Plasticando”.



“Plasticando. Construcciones sustentables con eco ladrillos” es una propuesta enmarcada en ofrecer un espacio de formación integral para que los alumnos tomen conciencia sobre el impacto que genera la altísima concentración de plásticos y la contaminación proveniente de los residuos sólidos urbanos vertidos en las calles públicas en forma de micro basurales. Sumado al consumo exacerbado de las sociedades actuales, la propuesta de Educación Ambiental es necesaria para movilizar y poner en práctica aquellas actitudes de compromiso que puedan traducirse en acciones saludables, solidarias con el medio. “Una de las falencias del barrio es el déficit habitacional, y tuvieron el caso de un compañero a quien se le incendió la casa. Todas situaciones que nos llevan a preguntarnos qué podemos hacer para ser solidarios con el planeta, nuestro entorno, nuestra comunidad y con nosotros mismos”, agrega Rocío, en la sintonía de “Aire Fresco” por Radio UNER 97.3. Fue así que mediante encuestas realizadas en el barrio, los estudiantes pudieron conocer qué elementos de plástico se consumen en sus hogares y qué soluciones se podían ofrecer. Como parte del proyecto viajaron a una planta recicladora en la ciudad de Chajarí, y los resultados fueron inspiradores.



¿Qué es un ecoladrillo?

Los ecoladrillos surgen como una opción viable para reutilizar los plásticos. Se trata de botellas de menos de tres litros rellenadas con residuos plásticos y papel aluminio. Los ecoladrillos se hacen de manera completamente artesanal y su construcción está al alcance de todos. “Observando los tachos de basura de la escuela con los estudiantes vimos muchos envoltorios de girasol, que es lo que ellos más consumen. Muchos de estos deshechos no se pueden volver a reciclar, por lo que debemos buscarle un nuevo destino como parte de un ecoladrillo”, cuenta la docente. Guillermina, la profesora de Biología, es oriunda de Tucumán y trajo la experiencia de Bruno Busnelli, un eco constructor que realiza capacitaciones y lleva adelante proyectos solidarios y ambientalistas en distintos puntos de la provincia. Actualmente, está construyendo junto a vecinos una casa con eco ladrillos, tarimas y otros residuos reutilizables.

La conciencia ambiental, premiada



Con dos proyectos que buscan respetar el medio ambiente y pensar un mundo más sustentable, la Escuela Secundaria fue distinguida y elegida en la Feria Internacional de Ambiente Eco Ciencia, para participar de la Feria de Ciencia en La Pampa, Expocytar. Uno de los proyectos fue convertir en jabones el aceite vegetal usado de manera doméstica, y el otro el de los ecoladrillos. “Estamos todos muy felices. Agradecemos a los directivos de la escuela por el apoyo constante y a los demás profesores, que en ocasiones nos cedieron el espacio de sus cátedras. Por suerte todos apuntamos a un mismo proyecto común y apoyamos las iniciativas extraescolares para salir del aula a la comunidad”, se emociona Stroppi. “Necesitamos que los estudiantes oficien de agentes multiplicadores en el respeto hacia el otro y el medio ambiente, que sean promotores de buenas acciones”, finaliza.
Otras noticias
Gestión del conocimiento y talento de las personas
Puerto Ciencia
PIP - Valor y Visión
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr