- 29.11.2019

30 años de compromiso con la comunicación científica

Con motivo de su aniversario, repasamos la historia y las distintas transformaciones de la revista Ciencia, Docencia y Tecnología de nuestra Universidad.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
30 años de compromiso con la comunicación científica
La revista Ciencia, Docencia y Tecnología, producida desde la UNER, y destinada a toda la comunidad científica, cumple 30 años de publicación contínua. Fue creada en julio de 1989, y sus primeros ejemplares comenzaron a circular en marzo de 1990. Desde 2001 está disponible también en la web, conviviendo ambos formatos hasta 2014, cuando la revista abandonó su versión papel y comenzó a circular exclusivamente en el medio digital. En este segundo semestre de 2019 se publicó el número 59, mientras que en marzo de 2020 habrá jornadas y talleres programados en conmemoración del aniversario.

Martín Ignacio Maldonado, Licenciado en Comunicación Social y Doctor en Ciencias Sociales de la UNER, es desde 2017 el editor científico de la Revista. Según destaca, su creación estuvo vinculada al proceso de normalización de nuestra Universidad. “Para 1989 empezó a ser más necesario que la universidad desarrollara proyectos de investigación pero que también se dieran a conocer sus resultados, así como los trabajos en docencia”, detalla. El propósito inicial era responder a las necesidades de la comunidad científica de UNER, ya que sólo publicaban algunos autores externos y por invitación.



El año 2000 marcó una transición para Ciencia, Docencia y Tecnología, ya que adquirió los criterios y la especificidad de las revistas científicas, dejando atrás la publicación de resultados de proyectos de investigación. Esto llevó a la conformación del primer Consejo Asesor: “Se convocó a intelectuales, investigadores a nivel país que pudieran asesorar en relación a de qué manera se podía ganar visibilidad, elevar la calidad de las publicaciones y de las evaluaciones”, indica Maldonado. De esa manera se adoptó el sistema de admisibilidad de los artículos por referato, esto significa que se publican luego de la evaluación que realiza un investigador par.

De la recepción a la publicación

Esta revista tiene como característica fundamental la validación del conocimiento científico, que se alcanza a través de un proceso de evaluación de pares, con un sistema de doble ciego. Esto último quiere decir que los autores no conocen el nombre de sus evaluadores, y viceversa. Además, a partir de 2014 este proceso (que se realizaba por medio de correo electrónico) se refuncionalizó a través de Open Journal Systems, un sistema de código abierto para su administración. La etapa contemplada desde la recepción de los artículos hasta el cierre de la evaluación, demanda entre 8 y 10 meses.



La estructura de trabajo que lleva adelante esta publicación involucra a la Secretaría de Ciencia y Técnica y la Secretaría Académica de nuestra Universidad; un consejo asesor, un equipo editorial, y otro que se ocupa de la corrección, traducción (al portugués), y diseño durante la etapa final.
En 1995 se rediseñó la tapa, incorporando el arte a la Revista. El equipo editorial de entonces consideró que el arte y la ciencia no debían estar disociados. Hacia el 2011 también surgió un suplemento que publica reseñas de proyectos de investigación generados por las nueve unidades académicas de nuestra Universidad.

Mirar los estándares sin dar la espalda a la identidad

Maldonado sostiene que el proceso de profesionalización y de especificidad de las revistas en la región contribuyó a que Ciencia, Docencia y Tecnología sea una publicación de referencia y con una importante visibilidad a nivel latinoamericano gracias al trabajo del equipo editorial.
En este sentido, agrega: “Es importante no sólo para la revista, sino también para la comunidad científico académica de nuestra Universidad, porque los científicos o investigadores pueden dar a conocer y validar su conocimiento a través de una publicación que por 30 años ha podido mantener y acrecentar los criterios de buenas prácticas editoriales; sin perder de vista que es una publicación de una universidad pública, del litoral argentino y en latinoamérica”.

“La implementación de estándares internacionales de publicación científica han sido beneficiosos, pero desde el equipo tratamos de que esto no nos lleve puestos: la revista tiene una identidad propia, y en este sentido tratamos de mantener los mismos criterios siempre”, finaliza.
Otras noticias
la Vaca Bacana
IX Fiesta del Cordero a la Estaca
15 Años Comunicación comunitaria
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Facultades | Proyectos | EDUNER | Radio | Cultura | Becas | Internacionales | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr