Coronavirus - 03.04.2020

Las clases continúan desde casa

La virtualización completa del cursado en todas las Facultades es la respuesta de la UNER ante el contexto actual. La coordinadora de Educación a Distancia detalla cómo se lleva adelante este proceso.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
Las clases continúan desde casa
Las clases continúan desde casa
La Universidad Nacional de Entre Ríos tiene más de 25 años de experiencia en educación a distancia. En el contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, esta modalidad cobra un rol central para todas las Facultades y carreras, porque garantiza la continuidad del cursado durante el año académico 2020. María Laura Rodríguez, coordinadora del área de Educación a Distancia y del Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) de nuestra Universidad, detalla cómo se vive este proceso en la UNER.

“Capacidad y flexibilidad para adaptarse a contextos en constante movimiento”, son las características que destaca Rodríguez acerca de la educación virtual; hoy evidentes frente a una situación tan veloz como inesperada, que demandó alternativas y soluciones para garantizar la continuidad del vínculo docentes- estudiantes. “No hay universidad o proceso de enseñanza media que no esté pensando en estas tecnologías. Tienen intencionalidad educativa e información para los estudiantes. Son espacios de producción colaborativa y permiten la interacción entre sujetos para aprender. Además, brindan la posibilidad de estudiar desde cualquier tiempo y espacio”, agrega.

En la UNER, las Facultades trabajan en red a través del SIED. Cada una de las nueve unidades académicas cuenta con su área de Educación a Distancia. “Se trabaja en articulación con las secretarías académicas y generales. Acompañamos a los estudiantes y formamos y asesoramos a los docentes, que son parte fundamental para generar los procesos de innovación en la utilización de tecnologías. Las políticas son académicas y de formación”, detalla la coordinadora.



Frente a la suspensión de clases en marzo de este año, por decisión del Gobierno Nacional, esta área de la UNER movilizó propuestas y estrategias de trabajo articulado. “De manera inmediata se comenzó a trabajar en la virtualización completa del cursado, en común con todas las Facultades, generando documentos, compartiendo recursos y tutoriales. Luego cada Facultad comenzó a activar sus redes y coordinaciones académicas por carreras, y a trabajar con los docentes generando ayuda para el trabajo en aulas virtuales, para grabar sus clases, o para trabajar con las herramientas de videoconferencia. La idea fue trabajar con aquellos que tenían más necesidades de asesoramiento. Cabe aclarar que cada unidad académica implementó esto con su importa particular”, explica.

Nuevos desafíos

“Ya nadie juzga que con las tecnologías no se pueda aprender”, asegura Rodríguez y añade: “Todo lo contrario, las tecnologías son una vía de acceso al conocimiento y por esa omnipresencia es más fácil llegar con nuestros procesos académicos”. Persisten aún así algunas resistencias por parte de docentes, aclara, aunque “siempre han sido los menos. Desde 2004 la UNER viene trabajando en la formación docente, y cada Facultad en estos últimos años ha ido acrecentando esas propuestas”.

La coordinadora valora la buena predisposición del claustro docente a la hora de afrontar la reciente virtualización total del cursado. “Los equipos docentes se pusieron a trabajar rápidamente y a adaptar sus contenidos. Las novedades fueron la herramienta de videoconferencia y la de grabar clases”, indica. Este nuevo contexto también involucra la adaptación de los estudiantes. Pero en su caso los inconvenientes no se vinculan con el uso de las tecnologías, asevera: “En general les cuesta organizar sus tiempos con el estudio, les faltan estrategias de abordaje de los contenidos. Supongo tiene que ver con la modalidad presencial a la que están acostumbrados, sobre todo en los primeros años. Como docente, tuve una experiencia de participación muy positiva de estudiantes en un foro virtual. Nunca habían participado de esta instancia, pero al ser nativos digitales, lo pudieron resolver de manera práctica. Lo importante es que las consignas y tareas sean claras, así como también la comunicación y los contenidos”.



Para finalizar, el balance que hace Rodríguez en torno a esta nueva experiencia es muy positivo: “Quiero destacar el fuerte compromiso y la buena voluntad de todas las unidades académicas, que trabajan en red para este contexto que estamos atravesando. Desde el área estamos de manera constante trabajando para el buen funcionamiento del campus virtual. Esto ha logrado una conectividad de alrededor de 700 estudiantes al mismo tiempo, y con un movimiento de 5 mil estudiantes en días sábado y domingo. Esto demuestra la importancia que tiene el campus virtual de la Universidad como un espacio articulador de otras tecnologías y estrategias”.
Otras noticias
Música para compartir- Diego Bertoni
Economistas argentinos. Miradas de un país
Saber Hacer- Restauradora
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura | Contacto
La UNER en Facebook La UNER en Twitter La UNER en Youtube La UNER en Flickr