Institucional - 15.04.2020

La ilusión del home office

Germán Orsini, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Económicas, analiza en Riberas, analiza el teletrabajo en el país.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Plus Compartir en WhatsApp
La ilusión del home office
La ilusión del home office
Justo cuando la economía argentina parecía mostrar signos de rehabilitación, la pandemia mostró la fragilidad del mercado de trabajo y del sector empresarial ante la superposición de la vida doméstica y la vida laboral. El home office como el caballito de batalla de papel frente a la crisis. En la revista Riberas de la UNER, Germán Orsini, doctor en Ciencias Sociales, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Económicas de nuestra Universidad analiza el teletrabajo y su abrupta irrupción en el país.




En el contexto actual la economía pasó a un segundo plano en la agenda pública y los cuidados que estaban confinados a los ámbitos domésticos son tomados por el Estado como una política focal. ¿Constituye este momento histórico una pequeña fisura en el hechizo neoliberal para poder reinventar una ciudadanía que pone la salud pública y el cuidado de los más vulnerables en el centro? No lo sabremos ahora. Recordemos que la lechuza de Minerva levanta su vuelo al atardecer.

Mientras se establece el confinamiento algunas prácticas laborales que intentan salvar mágica e instantáneamente a la máquina productiva, como el teletrabajo o el home office, adquieren una mayor relevancia. Pero, ¿estamos en condiciones de suplir las actividades laborales que realizábamos mediante estos “collares electrónicos”? Pareciera que sólo parcialmente y en actividades muy específicas o ligadas a cadenas globales de valor, o a servicios como la educación. En la mayoría de los rubros la transición inmediata no es posible pero si factible a largo plazo. Por poner algunos datos en Argentina, según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que realiza el Ministerio de Trabajo nacional, en 2017 sólo el 7,8% de los trabajadores realizó tareas en un lugar ajeno al domicilio del empleador lo hizo utilizando TIC´s, esto representó aproximadamente a 270 mil trabajadores/as.

Por otro lado, 3 de cada 100 empresas encuestadas dijeron que aplicaban teletrabajo de un total de 64.695 empresas. A la par, quienes realizan teletrabajo lo hacen uno o dos días por semana, es decir, sigue siendo preponderante el trabajo presencial. Las actividades laborales de forma virtual son cumplidas mayoritariamente por jóvenes de entre 25 y 35 años. En resumidas cuentas, el teletrabajo es más un proyecto que una realidad en el mundo empresario, al menos en el sector tradicional argentino. Y lo cierto es que es complejo adaptarse en lapsos de tiempos tan cortos como los que estamos transitando, aunque las presiones se incrementan al ritmo de la necesidad de buscar salvar, de alguna manera, el ecosistema productivo.

Continuar con la lectura del artículo
Otras noticias
Carreras 2021
A voz do morro - Coro Tahil Mapu 2020
El señor Juan Sebastián - Coro Tahil Mapu 2020
Música para compartir- Diego Bertoni
Unernoticias
Periódico Digital de la Universidad Nacional de Entre Ríos
Portada | Institucional | Coronavirus | Facultades | EDUNER | Radio y TV | Cultura |
La UNER en Facebook La UNER en Youtube La UNER en Flickr